Palestinos e israelíes chocan en protesta

Gran Marcha del Retorno en Gaza deja al menos 16 muertos; miles de manifestantes fueron heridos por el ejército, acusan
Palestinos protestaron ayer con gritos y banderas durante el enfrentamiento con las tropas israelíes en la Franja de Gaza. (IBRAHEEM ABU MUSTAFA. REUTERS)
31/03/2018
01:44
Agencias
-A +A

Gaza/Nir Am.— Al menos 16 palestinos, la mayoría de ellos jóvenes, murieron ayer en la Gran Marcha del Retorno organizada por Hamas en cinco puntos de la frontera entre Gaza e Israel, una tensa protesta con enfrentamientos en la que hubo cerca de 2 mil heridos.

Decenas de miles de palestinos, incluidos niños, se congregaron durante el día a lo largo de la Franja de Gaza, para exigir el “derecho de regreso” de los refugiados y denunciar el bloqueo impuesto por Israel.

Según el ejército, 17 mil personas acudieron a la convocatoria de los islamistas, apoyada por otras facciones y por el presidente palestino, Mahmoud Abbas. Observadores elevan a 40 mil la cifra de participantes. Un centenar de tiradores israelíes apostados en el otro lado de la frontera controló que los miles de palestinos que se manifestaban no se acercaran a la zona prohibida. Para evitarlo emplearon gas lacrimógeno y munición real.

Los manifestantes, ondeando banderas palestinas y cantando eslóganes nacionalistas, se acercaron a la valla de seguridad que separa Gaza de Israel y superaron el límite de seguridad de 700 metros de distancia, por lo que la tensión fue en aumento.

El ejército israelí aseguró que lanzaron contra las tropas “bombas incendiarias, piedras y neumáticos en llamas” y que ellos “usaron medios de dispersión y disparos contra los principales instigadores”.

Ya a primeras horas de la mañana, un tanque israelí disparó sobre un palestino que estaba cerca de la valla causándole la muerte. Según fuentes palestinas, se trataba de un agricultor que se acercó a sus tierras.

Más tarde, los enfrentamientos en la frontera fueron dejando un reguero de víctimas, que ascendía a media tarde a 12 muertos y mil 100 heridos, incluidos varios cientos por inhalación de gas lacrimógeno, según el Ministerio de Salud palestino, que después elevó la cifra a 16 fallecidos y más de mil 400 lesionados.

A última hora del día, las fuerzas israelíes bombardearon con tanques y aviones tres posiciones de Hamas, en represalia por un intento de ataque contra sus soldados.

Abbas atribuyó toda la responsabilidad de los muertos a Israel. El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (ONU) se reunió de urgencia para abordar los enfrentamientos. Uno de los responsables políticos del organismo, Tayé-Brook Zerihoun, expresó su temor de que la situación se deteriore en los próximos días, pues está previsto que la protesta palestina se extienda seis semanas.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS