Norcorea enviará delegación a los Juegos de Invierno

Se reúne con Corea del Sur para dialogar por primera vez en dos años; debemos comprometernos, dice Pyongyang; esperamos mejorar la relación: Seúl
El líder de la delegación de Corea del Sur, Cho Myoung-gyon (izq.) estrechó la mano de su homólogo de Norcorea, Ri Son Gwon, al inicio del encuentro (AP)
09/01/2018
03:19
Agencias
Seúl
-A +A

Corea del Norte enviará una delegación a los Juegos Olímpicos de Invierno, informó hoy la BBC, horas después de que diera inicio la primera reunión en más de dos años con Corea del Sur.

El encuentro tenía como objetivo facilitar la participación norcoreana en los Juegos, pero también se trabajará para mejorar las relaciones entre ambos países, informó el Ministerio de Unificación del Sur.

El encuentro, que arrancó puntual a las 10:00 hora surcoreana en la aldea de Panmunjom, ciudad fronteriza en la que se firmó el alto el fuego de la guerra de Corea (1950-1953), en la zona desmilitarizada (DMZ) que divide la península. Es la primera reunión de alto nivel entre ambos países desde diciembre de 2015.

La participación norcoreana en los Juegos Olímpicos de Invierno, que iniciarán el 9 de febrero en el condado surcoreano de PyeongChang, podría rebajar la tensión regional después de un 2017 marcado por las continuas pruebas de armas nucleares norcoreanas y el tono beligerante con el que ha respondido el régimen al presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Antes del inicio de la reunión los líderes de ambas delegaciones, cada una compuesta por cinco miembros, pronunciaron sus respectivos discursos inaugurales, según detalló una portavoz del Ministerio de Unificación surcoreano.

Al frente de la delegación norcoreana está Ri Son-gwon, quien dirige el Comité para la Reunificación Pacífica de Corea, mientras que la del Sur está encabezada por el ministro de Unificación, Cho Myoung-gyon, a quien acompañan dos de sus viceministros y otros dos vice titulares de Deportes.

“Creo que debemos comprometernos a estas pláticas de manera seria y sincera para dar un primer regalo de Año Nuevo: preciados resultados a la nación coreana” dijo Ri al inicio de las negociaciones.

“Vamos a esforzarnos para que los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de PyeongChang sean un ‘festival de la paz’ y un primer paso para mejorar las relaciones intercoreanas”, indicó Cho a los medios antes de partir hacia la frontera.

“De cara a cumplir las expectativas de la gente, no vamos a acelerarnos y vamos a mantener las conversaciones con calma”, añadió, en declaraciones reproducidas por la agencia Yonhap.

Seúl ha bautizado a la competencia en Pyeongchang como las “Olimpiadas de la paz”, pero para que la descripción tenga sentido es necesario que Pyongyang participe.

Si el Norte acepta, una de las principales cuestiones a abordar será si los deportistas de las dos Coreas hacen una aparición conjunta en las ceremonias de apertura y clausura. También se tratará la composición de la delegación norcoreana y su hospedaje, que se espera que sea costeado por Seúl.

En el encuentro de ayer, se prevé que ambos bandos podrían poner sobre la mesa otras cuestiones además de las Olimpiadas.

El Sur quiere abordar la reanudación de las reuniones familiares, pero Pyongyang ya desdeñó ofertas pasadas, al asegurar que no se planteen más reuniones a menos que el Sur repatrie a varios de sus ciudadanos.

El Norte probablemente querrá debatir el fin permanente de los entrenamientos militares anuales entre Corea del Sur y Washington, los cuales se pospusieron la semana pasada hasta después de los juegos olímpicos, en un intento de calmar los ánimos.

La reunión llega después de que el líder norcoreano, Kim Jong-un, agradeciera en Año Nuevo la predisposición al diálogo del presidente surcoreano, Moon Jae-in, y expresara su deseo de enviar una delegación a los Juegos de PyeongChang. Agencias

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS