Ni beneficios ni impunidad para la ETA: Rajoy

Presidente español habla de disolución del grupo; lucha por independencia sigue, dice organización
El director ejecutivo del centro para el diálogo humanitario de la Fundación Henri Dunant, David Harland, leyó ayer el comunicado del grupo terrorista ETA en el que anuncia el fin de su trayectoria, en Ginebra (VALENTÍN FLAURAUD. EFE)
04/05/2018
01:50
Jerónimo Andreu / Corresponsal
-A +A

Madrid.— ETA no logrará beneficios judiciales tras su disolución. Así lo aseguró ayer el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, luego de que la organización terrorista formalizara con una declaración su decisión de poner fin a su trayectoria, toda su actividad política y el “conjunto de sus estructuras”.

“Haga lo que haga, ETA no va a encontrar ningún resquicio para la impunidad de sus crímenes. ETA ha sido derrotada por la acción del Estado de derecho y la fortaleza de la democracia española. Es la única verdad que resplandece entre tanta palabrería y comentario como estamos oyendo”, dijo Rajoy. “La única política de futuro en materia antiterrorista, como siempre, es aplicar la ley, que para eso está. Y que nadie se llame a engaño”, añadió, en respuesta a declaraciones que hiciera el miércoles Iñigo Urkullu, presidente del Partido Nacionalista Vasco, según el cual “Rajoy es sensible a un cambio en la política penitenciaria”.

Urkullu, cuyo partido actúa como socio de Rajoy en esta legislatura, se refería a un posible acercamiento de los 280 presos etarras a cárceles del País Vasco, en lugar de continuar dispersos por España, lejos de sus familiares.

El ministro español del Interior, Juan Ignacio Zoido, dijo que los integrantes de ETA “deberán pagar por sus culpas”, porque “no habrá ningún tipo de impunidad” para ellos.

ETA difundió ayer el comunicado formal sobre su disolución, adelantada el miércoles. El documento fue presentado en el Centro de Diálogo Humanitario Henry Dunant de Ginebra. En la versión locutada, quien lo leía era Josu Urrutikoetxea, alias Josu Ternera, un dirigente histórico de ETA que permanece fugado, como un guiño de la banda a sus fieles.

El texto, titulado Declaración final de ETA al pueblo vasco, no alude a las víctimas de la banda, trata de justificar su trayectoria criminal y asegura que “los y las ex militantes de ETA continuarán con la lucha por una Euskal Herria [la unión de territorios españoles y franceses que ETA reclama como el País Vasco histórico] reunificada, independiente, socialista, euskaldun y no patrialcal en otros ámbitos”.

En el mismo sentido, el líder independentista Arnaldo Otegi advirtió que continuará la lucha política por la secesión del País Vasco. “Seguimos siendo un pueblo que todavía no conoce ni la paz ni la libertad. No cejaremos en buscarlas hasta alcanzarlas, con nuestro trabajo y nuestra actividad diaria”, afirmó a la prensa en San Sebastián, en el norte español.

La banda aseguró que la declaración de ayer, en la que informa “al Pueblo Vasco del final de su trayectoria” y de que “ha desmantelado totalmente el conjunto de sus estructuras”, es la última. Eso significa que los medios no volverán a publicar las tristemente famosas palabras con las que ETA lleva décadas cerrando sus comunicados: “Gora Euskal Herria askatuta! Gora Euskal Herria sozialista! Jota ke independentzia eta sozialismoa lortu arte!” (¡Viva el País Vasco libre! ¡Viva el País Vasco socialista! ¡Dale que dale hasta lograr la independencia y el socialismo!”).

Está previsto que hoy en la localidad francesa de Cambo una representación internacional avale la desaparición de la banda en un acto público con Gerry Adams, ex dirigente del Sinn Fein, y el abogado surafricano Brian Currin. Un portavoz del Ministerio francés de Exteriores insistió en que el anuncio de ETA se tiene que materializar, en particular con “la entrega de sus últimas armas”. Con información de agencias

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS