Macron promete pronta recuperación de la isla San Martín, entre críticas

Visita zona desvastada por Irma, tras ser cuestionado por lenta respuesta
13/09/2017
02:51
Agencias
Guadalupe
-A +A

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, afirmó ayer en San Martín, que esa isla “renacerá” y que realizará la recuperación “rápidamente y bien”, a la vez que mostró su esperanza de que algunos negocios reabran la semana que viene, tras el paso del huracán Irma, que según el más reciente recuento dejó a su paso por el Caribe y Florida 55 muertos.

Macron intentó cerrar la polémica política sobre la tardanza en la respuesta de su gobierno a las destrucciones causadas por el ciclón en las islas francesas de San Martín y San Bartolomé en el Caribe.

“No es momento de ninguna polémica” porque “el Estado se organizó perfectamente” y “la anticipación fue completa” en cuanto se conoció con precisión el recorrido de Irma por las Antillas, afirmó Macron en una conferencia de prensa a su llegada al aeropuerto de Pointe à Pitre, en Guadalupe, territorio francés próximo a esas dos islas. Macron llegó desde Francia a bordo de un avión en el que se trasladaban expertos en desastres y personal médico y también transportaba víveres, agua y productos de primera necesidad.

Tras hablar con la prensa se dirigió a San Martín, el lado francés de la isla. El presidente francés indicó que la reconstrucción tendrá todo su apoyo y que responderá “a las demandas legítimas de la población”.

También dijo que se ha puesto en marcha “uno de los mayores puentes aéreos desde la Segunda Guerra Mundial” y que por ahora se han contabilizado 11 muertos, aunque “es posible” que se encuentren más víctimas porque hay muchos edificios derruidos pendientes de desescombro.

“Lo haremos rápido y bien. San Martín renacerá después de este huracán”, aseveró.

El rey de Holanda, Guillermo Alejandro, visitó la parte holandesa de San Martín. Allí, dijo que “nunca he visto algo así. Y he visto bastante violencia de la naturaleza y de la guerra”. La devastación que causó Irma, subrayó, “supera todo lo imaginable”.

Según el Programa Mundial de Alimentos (PMA), hasta 200 mil personas necesitan ayuda en Caribe.

En Cuba, el Aeropuerto Internacional José Martí de La Habana restableció su funcionamiento. La zona donde el meteoro causó más destrucción fue la costa norte, donde está el Aeropuerto de Jardines del Rey, que quedó completamente destruido.

Irma obligó a desalojar a 1.7 millones de personas, y cientos aún no han podido regresar a sus casas. La furia de la tormenta causó estragos en el sistema energético nacional, porque la mayoría de las centrales termoeléctricas de la isla, que cubren 74 % de la demanda, está en el litoral norte, explicó el director técnico de la Unión Eléctrica de Cuba, Lázaro Guerra.

Florida bregaba ayer por su recuperación, tras los daños causados por Irma, con un mayor esfuerzo en los devastados Cayos, en el extremo sur de Estados Unidos, donde hasta anoche se habían reportado 19 muertes, 12 de ellas en ese estado.

Un 25% de los edificios de los Cayos de Florida, donde Irma impactó el domingo como huracán categoría 4, quedaron totalmente destruidos y 65% presentan daños severos, indicó un portavoz de la Agencia Federal de Gestión de Emergencias (FEMA).

El gobernador de Florida, Rick Scott, señaló que las áreas más dañadas se sitúan entre Cayo Hueso y Marathon, ambas en los Cayos, y en donde se observan casi todas las casas móviles volcadas.

El principal problema sigue siendo la recuperación del fluido eléctrico en los hogares: 5.4 millones de usuarios todavía no disponían de electricidad en sus casas, de acuerdo a cifras de la Oficina de Gestión de Emergencias de Florida.

Las autoridades de Miami-Dade levantaron el toque de queda, al igual que el de Broward.

Equipos de búsqueda y rescate llegaron a los puntos más remotos de los Cayos, mientras que las autoridades se apresuraban a reparar la larga carretera que conecta con las islas para entregar ayuda a las víctimas.

Este jueves, el presidente Donald Trumo visitará Florida para evaluar los daños.

De acuerdo con las estimaciones más recientes de Moody’s Analytics, los huracanes Irma y Harvey, en conjunto, podrían haber causado daños económicos por entre 150 mil y 200 mil millones de dólares, costes comparables a los que el huracán Katrina provocó en Nueva Orleans en 2005 —160 mil millones de dólares en daños—. 

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS