Lluvias dejan más de 350 muertos en Sierra Leona

Las autoridades señalan que cientos de personas pueden estar bajo el lodo
Un grupo de personas mira los destrozos dejados por las inundaciones en Freetown, capital de Sierra Leona. (SAIDU BAH. AFP)
15/08/2017
01:58
EFE y AP
Freetown.
-A +A

Al menos 350 personas murieron (incluidos 100 niños), 600 resultaron heridas y más de 3 mil fueron damnificadas por los deslizamientos de lodo e inundaciones que azotaron ayer la ciudad de Freetown, Sierra Leona, y sus alrededores.

De acuerdo con fuentes locales, muchas de las víctimas quedaron atrapadas en sus casas bajo toneladas de lodo. Sobrevivientes y voluntarios excavaron los escombros, algunos sólo sus manos, en una búsqueda desesperada de sus familiares desaparecidos. Personal militar fue enviado a la zona para ayudar en las acciones de rescate.

La televisora nacional de Sierra Leona anunció anoche que la cifra de muertos había aumentado a más de 350. La Cruz Roja estima que cerca de 3 mil personas se quedaron sin hogar por el desastre y prevén que esa cantidad aumente.

Los servicios de comunicaciones y la electricidad se vieron afectados y la capacidad de la morgue del Hospital Connaught se vio rebasada, por lo que los cuerpos tuvieron que ser colocados en el suelo, dijo Sinneh Kamara, técnico forense.

La cifra de víctimas no incluye a las personas que quedaron enterradas vivas en sus casas por el lodo mientras dormían. Se prevé que se encuentren más cuerpos cuando las aguas bajen.

La cadena National Broadcasting Corp., de Sierra Leona, interrumpió su programación para mostrar videos de gente tratando de sacar los cuerpos de sus familiares, mientras que otras llevaban a sus muertos hacia la morgue en costales de arroz.

La oficina del presidente emitió un comunicado en el que alentaba a la gente a reubicarse en zonas más seguras de Freetown y a registrarse en los centros. No hizo mención alguna de la cifra de muertos.

Medios locales han publicado que los servicios de emergencia a duras penas consiguen gestionar la recogida de cadáveres de las víctimas y citaron al vicepresidente del país, Víctor Fog, admitiendo que teme que centenares de personas sigan “sepultadas bajo el lodo”. Sólo en la localidad de Regent, al sur de la capital, se reportan más de 100 muertos por un corrimiento de tierra, luego de derrumbarse parte de una montaña cercana.

En las fotos difundidas por los medios locales se pueden ver las calles inundadas de barro, con vehículos hundidos o flotando, y a personas que intentan salir de las casas en medio del desastre. La Federación Internacional de la Cruz Roja indicó que se trata de uno de los peores desastres naturales de los últimos años en ese país africano.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS