Israel y EU se unen y dan golpe a UNESCO con retiro

Critican el “sesgo” de la organización; Washington plantea también tema financiero
La sede de la UNESCO, en París. La organización surgió en 1945 y su Constitución al año siguiente. (JACQUES DEMARTHON. AFP)
13/10/2017
03:20
Agencias
París/Washington.
-A +A

Estados Unidos e Israel anunciaron ayer su retiro de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO, en inglés), acusándola de antiisraelí, lo que provocó críticas en la institución.

Tras varios años de tensiones con la UNESCO, con sede en París y actualmente en proceso de elección de un nuevo director general, la portavoz del Departamento de Estado norteamericano, Heather Nauert, anunció que Washington prevé dejar la organización.

“Esta decisión no se tomó a la ligera y refleja la preocupación de Estados Unidos con los crecientes atrasos en los pagos [de las contribuciones] a la UNESCO, la necesidad de una reforma fundamental en la organización, y el continuo sesgo contra Israel”, dijo Nauert.

La salida de Estados Unidos se hará efectiva el 31 de diciembre de 2018, acorde con las normas constitutivas de la UNESCO. Poco después del anuncio de Washington, Israel indicó que también iba a abandonar la institución, que el premier israelí Benjamin Netanyahu calificó de “teatro del absurdo donde se deforma la historia en lugar de preservarla”.

“Entramos en una nueva era en las Naciones Unidas: la era en que, cuando se discrimine a Israel, habrá que asumir las consecuencias”, señaló el embajador israelí ante la ONU, Danny Danon.

EU ya había advertido, a principios de julio, que revisaría sus relaciones con la UNESCO, tras tachar de “afrenta a la historia” la decisión del organismo de declarar al casco antiguo de Hebrón, en Cisjordania ocupada, como “zona protegida” del patrimonio mundial.

Fue “la última en una larga lista de acciones tontas”, consideró la embajadora de EU ante la ONU, Nikky Haley. “El propósito de la UNESCO es bueno”, dijo. “Desafortunadamente, su extrema politización se ha convertido en vergüenza crónica”, añadió.

Según Nauert, el argumento “financiero” pesó a la hora de decidir la salida de la institución. “Tenemos atrasos de pago del orden de 550 millones de dólares” respecto a la UNESCO. “¿Queremos seguir pagando más dinero” para una organización ‘antiIsrael?’”, preguntó.

La directora general de la UNESCO, Irina Bokova, señaló que el secretario estadounidense de Estado, Rex Tillerson, le comunicó su decisión, la cual llamó una “pérdida para el multilateralismo”. “En un momento en que la lucha contra el extremismo violento exige nueva inversión en educación, en diálogo entre culturas para prevenir el odio, es profundamente lamentable que Estados Unidos se retire de la agencia de la ONU que se ocupa de esas cuestiones”, dijo Bokova.

Estados Unidos ya había abandonado la UNESCO entre 1984 y 2003, después de que el entonces presidente Ronald Reagan acusara a la organización de realizar una mala gestión financiera y de mantener un sesgo antiestadounidense. El país volvió a integrar la organización en octubre de 2003, pero en 2011 suspendió su participación financiera a raíz de la admisión de Palestina como Estado miembro. La ONU, así como países como Alemania y Francia, rechazaron la marcha de EU.

Bokova deja en noviembre el cargo y el miércoles se realizó una votación en la que el ex ministro de Cultura qatarí Hamand Bin Abdulaziz Al Kawari y la ex ministra de Cultura y Comunicación francesa Audrey Azoulay empataron con 18 votos, sin que ninguno alcanzara la mayoría necesaria de 30. Tercera quedó con 13 la egipcia Moushira Khattab. De no lograr ningún candidato la mayoría absoluta, hoy se elegirá entre los dos más votados, que deberá ser aprobado en la Asamblea General del 10 de noviembre. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS