Se encuentra usted aquí

Iglesia aboga por apoyo a "dreamers"

Arzobispo de LA pide "valentía" a los políticos para resolver estatus de los jóvenes
08/01/2018
02:54
Agencias
Los Ángeles.
-A +A

El arzobispo de Los Ángeles, monseñor José Gómez, instó ayer a los fieles pedir en sus plegarias “valentía” para los políticos en Washington que tienen en sus manos salvar de la deportación a unos 800 mil jóvenes soñadores, que son beneficiarios del programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés).

A propósito del inicio de la Semana Nacional de la Migración, el prelado católico, líder de la mayor diócesis de Estados Unidos y de numerosa población hispana, urgió a los políticos de Estados Unidos a legalizar a los indocumentados en general.

“Oremos para que nuestros líderes en Washington, D.C. encuentren la valentía y la sabiduría para promulgar una solución compasiva y permanente para los jóvenes dreamers [soñadores] que buscan ofrecer sus talentos y dones a este gran país”, comentó el arzobispo, quien invitó a los católicos y al país a “orar y reflexionar en nuestra historia como una Iglesia y una nación inmigrante” durante el evento organizado por la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB).

Bajo el lema “Muchos viajes, una familia”, los obispos destacan además los aportes que los inmigrantes hacen al país. “Esta es siempre una hermosa semana de oración y agradecimiento por los dones que los inmigrantes traen a nuestro país”, dijo.

El arzobispo resaltó una invitación del Pontífice para pedir por los inmigrantes y desplazados en el mundo. “Este año, juntos con el papa Francisco estamos orando por mayor respeto para la dignidad y los derechos de nuestros hermanos”, aseguró.

“En estas cinco décadas el rostro de los inmigrantes puede haber cambiado, europeos, asiáticos, sudamericanos y de otras partes, pero sus rostros revelan un deseo común de asegurar las grandes bendiciones de la oportunidad estadounidense”, destacó el cardenal Daniel DiNardo, presidente de la USCCB.

Los soñadores, quienes fueron traídos por sus padres indocumentados cuando eran niños, enfrentan la deportación tras la cancelación por parte de Trump del programa DACA, que los había legalizado temporalmente durante el mandato de Barack Obama.

La semana pasada trascendió que Trump busca condicionar una solución para los soñadores con la aprobación del Congreso de 18 mil millones de dólares para la construcción del muro en la frontera con México, hecho que han criticado demócratas y organizaciones, que condenan que el presidente use a los jóvenes para presionar a los legisladores.

En 2016, los inmigrantes en el país y sus hijos sumaban 84.3 millones de personas, 27 % del total de la población, según la encuesta de la comunidad estadounidense que hace parte del censo de EU. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS