Estudia EU aumentar ataques en Afganistán

Dicen mandos militares que trabajan estrategia de Trump; OTAN y Kabul celebran permanencia de tropas
23/08/2017
01:59
Agencias
Washington.
-A +A

El anuncio del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sobre la estrategia que seguirá su país en Afganistán ha generado reacciones dentro y fuera del país. Pese a que el mandatario no reveló grandes detalles de la estrategia, el jefe del Estado Mayor de la Fuerza Aérea, David Goldfein, dijo ayer que EU podría intensificar sus ataques en Afganistán y expandir el entrenamiento de los militares afganos.

En declaraciones a la agencia Reuters, Goldfein sostuvo que está examinando el tema debido a que el alto mando militar estadounidense apenas ha iniciado con el proceso de traducir la estrategia de guerra de Trump en acciones.

Cuando se le preguntó si la Fuerza Aérea dedicaría más recursos a Afganistán, donde Estados Unidos libra su conflicto militar más prolongado, Goldfein sólo respondió con un “posiblemente”.

Por su parte, el comandante del Mando Central de EU en Medio Oriente, el general Joseph Votel, dijo que el primer nuevo contingente de tropas estadounidenses llegará a Afganistán “bastante rápido”, lo que podrían ser unos días o semanas.

La decisión del mandatario de reforzar la presencia militar estadounidense en Afganistán —en lugar de apostar por una retirada, tal y como dio a entender durante su campaña electoral—, fue celebrada como “histórica” por Kabul.

“Hoy, Estados Unidos ha mostrado que estaba con nosotros, sin límite de tiempo”, declaró el presidente afgano, Ashraf Ghani, durante una visita a las tropas en Kandahar, cuna de los talibán afganos.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, aplaudió la postura de Trump y prometió que la Alianza Atlántica no permitirá que Afganistán se convierta en “un refugio para terroristas”.

El secretario de Estado, Rex Tillerson, mencionó ayer que las medidas para presionar a Paquistán, un aliado histórico, pueden incluir reducir la ayuda estadounidense, imponer sanciones y eliminar el estatus de “aliado importante no OTAN” que tiene el país y que le reporta miles de millones de dólares cada año.

“Tenemos varias formas para presionar. Todas estas cosas están sobre la mesa por si, en los hechos, rechazan cambiar de actitud”, indicó el jefe de la diplomacia estadounidense.

En respuesta, el Ministerio paquistaní de Relaciones Exteriores tildó de “decepcionantes” las críticas estadounidenses. “Ningún país en el mundo ha sufrido más que Paquistán el azote del terrorismo, a menudo llevado a cabo desde fuera de nuestras fronteras”, indicó en un comunicado.

El discurso de Trump, apuntó, ignora los “grandes sacrificios” que ha hecho el país. Sin embargo, el canciller paquistaní, Khawaja Muhammad Asif, subrayó su “deseo de paz y estabilidad”.

India, rival nuclear de Paquistán, respondió en cambio de forma positiva al llamado de EU de implicarse más para encontrar una solución al conflicto afgano. El gobierno de Nueva Delhi afirmó compartir “preocupaciones y objetivos”.

Los talibán respondieron con su retórica bélica: “Mientras quede un solo soldado estadounidense en nuestra tierra y sigan imponiéndonos la guerra, continuaremos con nuestra yihad”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS