"En Venezuela no es posible hacer justicia", asegura ex fiscal Luisa Ortega

En su visita a México, Luisa Ortega, la ex fiscal general venezolana desconocida por la Asamblea Constituyente del presidente Nicolás Maduro, aseguró que su país es “un estado de persecución, terrorista y dictatorial”
La ex fiscal general venezolana Luisa Ortega (Foto: Juan Carlos Reyes/EL UNIVERSAL)
01/09/2017
17:23
Ciudad de México
Sonia Izquierdo
-A +A

En Venezuela no es posible hacer justicia, asegura Luisa Ortega, la ex fiscal general venezolana que fue desconocida por la Asamblea Nacional Constituyente, que ella considera ilegítima y, por lo tanto, desconoce sus decisiones.

En entrevista con EL UNIVERSAL, Ortega señala que su visita a México se produce dentro del recorrido por varios países de Latinoamérica que realiza para denunciar la situación en su país y “buscar la justicia en otras latitudes”.

“En Venezuela no es posible hacer justicia, hay que buscar la justicia en otras latitudes, en otros espacios porque es imposible, en este momento, que se investigue cualquier hecho”.

“Con todos los elementos que tengo en mis manos estoy visitando fiscales generales de distintos países para entregarles todas las evidencias que comprometen a distintos actores de Venezuela en hechos de corrupción, narcotráfico y corrupción a los derechos humanos”, aseguró la ex fiscal quien el jueves se reunió con el procurador General de la República, Raúl Cervantes Andrade.

Ortega  explica que su distanciamiento del gobierno del presidente Nicolás Maduro se debe a su defensa de los derechos humanos.

“Yo siempre he sido defensora de los derechos humanos y precisamente, los que comenzaron con la violación a los derechos fueron ellos, fue el gobierno”, asegura.

Señala que, en la actualidad, Venezuela es “un estado de persecución, un estado terrorista, un estado dictatorial” donde la disidencia política es perseguida, donde “no hay respeto por la opinión contraria

“No hay respeto a la opinión contraria, no hay respeto a las críticas, que lo que hacen es fortalecer la democracia, deberían ser bien recibidas y analizadas”, asegura.

Sobre su destitución, declara que fue un asalto a la institución porque “no fui complaciente con el gobierno venezolano”, al que acusa de buscar perpetuarse en el poder.

“Una ilegítima asamblea constituyente me destituye y eso es ilegal porque si la asamblea constituyente es ilegal, todos sus actos y acciones están viciadas de nulidad, por consecuencia, yo sigo siendo la ex fiscal general y como tal estoy operando en diversos países”, sostiene.

Ortega dice que el gobierno venezolano no ha asumido su responsabilidad ante la crisis que vive el país y, en cambio, se culpa de lo que sucede a “factores externos, nunca son ellos. Ahora soy yo la responsable de las tragedias que está viviendo el pueblo de Venezuela, como las sanciones que impuso Estados Unidos”, lamenta.

ae

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS