En Cataluña buscan investir a Quim Torra

Hoy habrá una primera votación, pero se prevé hará falta otra, el lunes; independentista presenta plan de gobierno que desafía a España
El candidato a presidente de la Generalitat, Quim Torra (centro), fue aplaudido por los diputados del Parlamento Catalán. Foto: QUIQUE GARCÍA. EFE
12/05/2018
04:29
Jerónimo Andreu / Corresponsal
-A +A

Madrid.— Quim Torra, el candidato de Carles Puigdemont, será votado hoy por el Parlamento catalán como nuevo presidente de la región española. En su primera comparecencia ayer, expuso su plan de gobierno, centrado en el independentismo y la confrontación con el poder central de Madrid.

En la votación de hoy no se espera que Torra logre la mayoría absoluta de parlamentarios necesaria para ganar la presidencia. Eso obligará a una segunda sesión de investidura el lunes, en la que le bastará con una mayoría simple.

En esa segunda oportunidad sí lograría la elección si se abstienen los diputados del partido anticapitalista CUP, que apoyarán a cualquier candidato que se comprometa a seguir con el proceso de secesión iniciado tras el referéndum de independencia del 1 de octubre de 2017.

Torra anunció en una entrevista en la televisión catalana TV3 que ese es su objetivo. El candidato a presidir Cataluña, cuyo autogobierno está suspendido desde el 27 de octubre y es dirigida por el gobierno central de Madrid, aseguró que sus planes son lanzar “un proceso constituyente” y continuar lo que él considera un “proceso de construcción republicana”, independiente de España.

Esto representa un desafío abierto al gobierno de Mariano Rajoy, que desde las elecciones catalanas celebradas el pasado diciembre (tras haber destituido él mismo a Puigdemont), viene amenazando con no devolver el autogobierno a la comunidad si su nuevo presidente no acata la Constitución española.

Torra, independentista radical, aseguró ayer que sólo obedecerá las decisiones del Parlamento catalán.

De su programa de gobierno, adelantó que se centrará en la reivindicación y la denuncia, y no en la gestión de lo público. Su prioridad será visibilizar en el extranjero el conflicto catalán y denunciar lo que considera abusos del gobierno español.

No aclaró si espera agotar la legislatura ni hasta qué punto estará tutelado por Puigdemont, que no oculta sus aspiraciones de seguir gobernando desde Alemania, después de asumir que los jueces no lo dejarán ser presidente mientras siga prófugo de la justicia. Explicó que el poder en Cataluña tendrá tres pilares. Por orden de importancia, serán “el exilio [Puigdemont], la Generalitat y el Parlament, y la ciudadanía”.

El nuevo candidato tampoco reveló si ocupará el despacho de presidente de Cataluña en el Palau de la Generalitat. Varios diarios catalanes han publicado que Puigdemont ha exigido que ese espacio quede desierto como una demostración de su legitimidad.

El candidato tampoco ofreció una disculpa por los mensajes en Twitter que escribió en el pasado, llamando a los españoles ladrones, incultos y enfermos mentales.

Torra, quien ha borrado esos tuits, aseguró que su intención con ellos “no era ofender a nadie”.

Estas declaraciones no han bastado en España y todos los partidos no independentistas, desde el conservador Partido Popular a la izquierda de Podemos, han declarado que Torra no es el candidato más idóneo para terminar con el clima de confrontación entre Barcelona y Madrid.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS