Doble atentado en Afganistán deja al menos 26 muertos

Entre las víctimas se encuentran ocho periodistas que se acercaron al lugar
Organizaciones internacionales como Reporteros Sin Fronteras exigieron al gobierno de Afganistán hacer un esfuerzo mayor para proteger a los comunicadores ante los ataques en ese país (OMAR SOBHANI. REUTERS)
01/05/2018
04:48
AP y Reuters
-A +A

Kabul.— Un doble atentado suicida en el centro de Kabul dejó al menos 26 personas muertas, entre ellas ocho periodistas. Mientras la capital afgana se recuperaba del golpe, un coche bomba mató a 11 niños en la provincia de Kandahar, en el sur del país, dijo un portavoz policial.

Entre las víctimas en Kabul hay un fotógrafo de AFP, un camarógrafo de una televisora local y varios reporteros de las oficinas locales de Radio Free Europe, según la policía.

Al menos 45 personas más resultaron heridas, explicó el portavoz de la policía de Kabul, Hashmat Stanekzai. Entre los fallecidos, añadió, hay cuatro policías. El Estado Islámico se adjudicó el hecho.

Los ataques son los más recientes de una serie de incesantes atentados letales en Kabul y otras partes del país en lo que va de año.

En un comunicado publicado en un sitio web afiliado al Estado Islámico, el grupo extremista afirmó que dos de sus miembros perpetraron el doble atentado contra la sede de los “renegados” servicios de inteligencia afganos en Kabul.

Los ataques tuvieron lugar en la zona de Shash Darak, centro de la ciudad donde además de la sede de la OTAN y numerosas embajadas, está la del servicio de inteligencia del país.

El primer suicida iba a bordo de una motocicleta, dijo el vocero de la policía Stanekzai. La segunda explosión estaba pensada contra quienes se acercaron al lugar para asistir a las víctimas de la primera.

El segundo atacante iba a pie y fingió ser uno de los muchos reporteros que llegaron a la zona, dijo el portavoz. Añadió que su objetivo eran los periodistas, ya que se inmoló cuando aún estaba entre ellos.

Según Agence France-Presse, el jefe de los fotógrafos de la agencia en Kabul, Shah Marai, está entre los fallecidos. Marai murió en la segunda explosión, dirigida contra un grupo de periodistas que corrieron a reportar el primer ataque.

Ocho periodistas afganos perdieron la vida y seis más resultaron heridos, precisó la organización Reporteros Sin Fronteras. El Comité de Seguridad de Periodistas Afganos, un grupo que monitorea los medios locales, condenó con contundencia todos los ataques contra reporteros.

La organización pidió al gobierno de Afganistán hacer más para proteger a los periodistas.

En la lista de fallecidos hay un camarógrafo de la televisora local TOLO TV, dijo Sediqula Tawhidi, funcionario del comité. El agente de policía Jan Agha señaló que todos los periodistas perecieron en el segundo estallido, que causó heridas a dos policías.

Los relatos de testigos describen una escena caótica: “Cuando ocurrió la explosión, todo estaba cubierto de polvo y fuego, era una escena horrible con cuerpos y miembros tirados sobre la calle y el pavimento”, contó Jawed Ghulam Sakhi, un taxista de 28 años. “Vi a periodistas cubiertos de sangre, esta vez atacaron a los medios”, agregó.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS