Diálogo para paz en Siria, sin el gobierno

Negociación de la ONU es la única legítima, dicen Trump y Macron en referencia a foro de Putin
Sirios se reunieron en una zona dañada después de un bombardeo en la ciudad de Douma, tomada por rebeldes, en Damasco (BASSAM KHABIEH. REUTERS)
28/11/2017
04:14
Agencias
Ginebra.
-A +A

El gobierno sirio no envió ningún representante a la nueva ronda de conversaciones en Ginebra para la paz en Siria, prevista desde hace semanas, dijo ayer el mediador de la ONU Staffan de Mistura, al Consejo de Seguridad. Mientras que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y su homólogo francés, Emmanuel Macron, coincidieron que este diálogo es el “único foro legítimo”.

De Mistura, quien se comunicó telefónicamente con la sede de la ONU en Nueva York desde Ginebra, dijo que las conversaciones comenzarán hoy en Suiza. Por ahora no queda claro si la ronda se celebrará como está previsto. “Si las dos partes llegan a Ginebra, queremos que mantengan discusiones serias y ojalá también negociaciones”, dijo y añadió: “No vamos a aceptar condiciones previas”.

La nueva ronda de conversaciones sería la octava desde el inicio de la guerra civil, hace casi siete años. Las siete rondas anteriores transcurrieron sin resultados. De todas formas, la oposición quería presentarse en esta ocasión por primera vez con una delegación conjunta. Hasta ahora, los grupos rivales en Siria se presentaban en delegaciones separadas. Por el momento no hubo tampoco conversaciones directas entre el gobierno y la oposición.

Hasta ahora, las partes han hablado por separado con De Mistura. El fin es acordar una hoja de ruta, como se prevé en la resolución 2254 de la ONU, para establecer una nueva Constitución y celebrar elecciones.

De acuerdo con la Casa Blanca, Trump y Macron “estuvieron de acuerdo en la importancia del proceso apoyado por la ONU en Ginebra como el único foro legítimo para alcanzar una solución política en Siria”.

En tanto, en Sochi, los presidentes de Rusia, Irán y Turquía decidieron impulsar “un congreso para el diálogo nacional sirio”, con el que el presidente ruso, Vladimir Putin, quiere promover su propio foro de negociaciones.

Los procesos de Astaná y Sochi los inició Rusia en paralelo a los esfuerzos de la ONU y como contrapeso a su intervención militar en Siria, que ha permitido al régimen ganar la batalla al Estado Islámico. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS