Se encuentra usted aquí

Despiden a Hawking entre aplausos

Cerca de 500 personas asistieron al funeral del científico, quien murió el 14 de marzo; cenizas quedarán en abadía
El funeral de Stephen Hawking se realizó ayer en la Iglesia anglicana de St. Mary the Great, en Cambridge. Foto: KEITH MAYHEW. XINHUA
01/04/2018
03:38
Agencias
-A +A

Londres.— Cientos de personas salieron ayer a las calles de la ciudad inglesa de Cambridge e irrumpieron en aplausos al paso del coche fúnebre que transportaba los restos del científico británico Stephen Hawking, quien falleció el pasado 14 de marzo, a los 76 años.

Unos 500 invitados asistieron al oficio privado en la Iglesia anglicana St. Mary the Great de Cambridge. Hawking había ganado gran popularidad con sus libros de divulgación sobre el espacio y el tiempo.

El actor Eddie Redmayne, quien interpretó a Hawking en la película biográfica de 2014 The Theory of Everything, leyó pasajes del Eclesiastés. También hubo una lectura del astrónomo real Martin Rees y palabras de uno de los hijos del científico y un antiguo discípulo.

La campana de la iglesia sonó 76 veces a la llegada del féretro, una campanada por cada año del científico. Posteriormente se realizó una recepción en el Trinity College.

El oficio estuvo a cargo de la reverendo Cally Hammond, decana del Gonville and Caius College de la Universidad de Cambridge, en donde Hawking fue académico durante 52 años.

“Stephen Hawking fue una especie de figura emblemática para la humanidad. Sus logros científicos son increíbles”, así como “su capacidad para comunicar con el público”, aseguró a la AFP el matemático neozelandés Mike Meylan, quien estaba entre el público.

Tuvo una “gran influencia (...) en la manera en que la gente ve la ciencia y el mundo en el que vivimos”, reiteró el abogado Trevor Angle.

“La vida y el trabajo de nuestro padre significó muchas cosas para mucha gente, religiosa y no religiosa. Por eso, la ceremonia será inclusiva y tradicional, reflejando la amplitud y diversidad de su vida”, indicaron en un comunicado sus hijos, Lucy, Robert y Tim, esto debido a que el científico era ateo y nunca creyó en la vida después de la muerte.

Las cenizas de Hawking serán colocadas el próximo 15 de junio en la abadía de Westminster, en Londres, cerca de otros personajes célebres como Isaac Newton y Charles Darwin.

El astrofísico desafió las predicciones de los médicos, quienes, en 1964, le dieron sólo un par de años de vida luego de diagnosticarle esclerosis lateral amiotrófica (ELA), una enfermedad neuromuscular degenerativa. Llevaba décadas prácticamente paralizado y se movía con una silla de ruedas, pero eso no le impidió recorrer el mundo. Desde mediados de los años 80 hablaba con ayuda de una computadora.

Hawking fue profesor de matemáticas en Cambridge desde 1979. Durante más de 30 años ocupó la cátedra de matemáticas. El astrofísico desarrolló teorías sobre el origen del cosmos y los agujeros negros. Su libro Una breve historia del tiempo, publicado en 1988, le dio fama mundial, lo que incluso lo llevó a aparecer en la serie Star Trek y en Los Simpson. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS