Se encuentra usted aquí

Desafían la ley para ayudar a México

En Irlanda, pedir dinero a la gente en la calle puede implicar un problema con las autoridades, pero esto no ha frenado a un grupo de jóvenes mexicanos para pedir donaciones y hacer llegar la ayuda hasta su país
(Foto: Karen Verónica González)
23/09/2017
00:10
Ana Espinosa
-A +A

Un grupo de jóvenes mexicanos en Irlanda ha cometido el mejor y más admirable de los delitos. Y es que en aquel país europeo pedir dinero "insistentemente" en las calles es ilegal, pero eso no los ha frenado para salir a los caminos de Dublín y pedir donaciones para enviar ayuda, mediante la Cruz Roja o alguna agrupación de rescatistas, hasta México.

Desde el pasado martes, cuando un sismo de 7.1 grados remeció el centro del nuestro país, este grupo de mexicanos -en su mayoría estudiantes de alguna especialidad o curso de inglés- se reúne en punto de las cinco en el emblemático monumento Spire, relata a EL UNIVERSAL Karen Verónica González, mexicana que en junio de este año inició un curso de inglés en Irlanda.

Durante un tiempo, Irlanda vivió una especie de 'epidemia' de 'mendigos', lo que ha hecho que las leyes al respecto sean estrictas. Aunque pedir dinero a una persona en la calle no es en sí ilegal, sí existe una ley contra la "mendicidad agresiva" o demasiado insistente, cuya aplicación suele ser flexible y la interpretación de cada caso depende de la autoridad en turno, lo que ha llevado a prisión incluso a ancianos.

Sin embargo, ni la ley ni la lluvia ha detenido a estos jóvenes, que recorren las calles más concurridas de la ciudad, desde el Spire hasta la zona de Temple Bar, cantando el Himno Nacional y recordándole al mundo que México tiene “un soldado en cada hijo”.

“Lo que nos inspira y mueve es la necesidad de ayudar y la impotencia de estar tan lejos, de no poder recolectar escombros o pasar víveres de persona a persona en esas cadenas humanas que se ven en las fotografías”, detalla Verónica, quien participa en esta campaña de recaudación.

"Mexico need's your help" (México necesita tu ayuda) pregonan estos jóvenes por las calles mientras reparten volantes en los que se detallan las páginas web desde las que se pueden realizar donaciones.

irlanda_mexico_4.jpg

“El trabajo es concientizar a la comunidad irlandesa e internacional para que desde su hogar puedan donar directamente a las páginas de los distintos grupos de ayuda. Queremos que el mundo sepa que México late en el corazón de cada uno de los que estamos lejos”, señala González.

Apenas ayer, Verónica encabezó la colecta de su escuela en la que se reunieron 404 euros (unos 8 mil 567 pesos mexicanos), los cuales ya fueron enviados y que tardarán en llegar aproximadamente día y medio por la transferencia bancaria.

irlanda_mexico_2.jpg

UNA LUCHA DE VARIOS FRENTES
A la par de esta campaña en las calles de Dublín, se han organizado dos eventos culturales, “ya que los dublinenses aman las fiestas mexicanas”, asegura Verónica. El monto total de las entradas también será destinado a donaciones para las víctimas del sismo.

Por su parte, un grupo de católicos hispanos ha convocado hoy a una misa y rosario en honor a las víctimas en el templo de St. Savior Piory.

Además, muchos mexicanos en Irlanda han decidido hacer colectas o enviar ayuda desde su trinchera, ya sea en su trabajo, escuela o con amigos de otros países. Envían ayuda a través de familiares o conocidos que están apoyando directamente en las zonas afectadas por el terremoto.

AYUDA DESDE TODOS LOS RINCONES
Estos jóvenes en Dublín no están solos, mexicanos residentes en Italia, Australia, Singapur, Marruecos, Japón, Portugal, Alemania y una larga lista de países organizan en grupos de Facebook eventos para recaudar fondos y enviarlos a las organizaciones que atienden directamente a los afectados por el sismo que ya ha dejado casi 300 muertos.

En Italia, “todos nos quedamos impactados” ante la noticia del terremoto, dijo a EL UNIVERSAL José Christian Muñoz Magaña, mexicano que desde hace 27 años vive en Italia, donde la comunidad mexicana ha organizado diferentes eventos, cenas de beneficencia, conciertos, eventos culturales, venta de comida típica.

“Mi querido México, estamos lejos, pero no te abandonamos”, dicen desde Colombia, donde se organizó este jueves una recolección de fondos y centro de acopio en la Plaza de Bolivar en Bogotá.

Incluso en los países más lejanos, hay mexicanos que buscan llevar su ayuda hasta la tierra que los vio nacer. Como Aggie Blanco, quien vive en Singapur y organiza una colecta porque “al igual que muchos estoy experimentando impotencia e incertidumbre. Sin embargo, las incontables muestras de solidaridad me llenan de orgullo y agradecimiento. Nuestro país es grande y hoy más que nunca nos necesita”.

Escenarios similares se repiten en España, Canadá, Estados Unidos, Holanda, Francia, Chile, Bélgica, Nueva Zelanda y una larga lista de países, donde la comunidad mexicana ha demostrado que pese a la distancia, no abandonan a su país.

ae

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS