Convocan estudiantes a una rebelión pacífica en Nicaragua

Hoy se reanudan conversaciones entre el gobierno y el movimiento opositor
Un manifestante corea consignas contra el régimen del presidente Daniel Ortega, durante una nueva jornada de protestas, en Managua. (OSWALDO RIVAS. REUTERS)
18/05/2018
02:05
José Meléndez / corresponsal
Con información de EFE
-A +A

San José.— El Movimiento 19 de abril, encabezado por estudiantes universitarios opositores al gobierno de Nicaragua, convocó a los ciudadanos a una rebeldía pacífica que inició ayer a las 16:00 horas (17:00 en el centro de México) en todo el país.

Los opositores reafirmaron su exigencia para que la pareja gobernante, el presidente Daniel Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, acepte cesar la represión policial y paramilitar y presenten su renuncia para buscar la democratización nacional.

“Los Ortega-Murillo han dejado claro que no tienen ninguna intención de abandonar la silla presidencial. El pueblo grita ‘basta ya’”, señaló el Movimiento 19 de abril a través de un comunicado.

“Convocamos al pueblo de Nicaragua a una gigantesca rebelión pacífica, para hacer presión sobre todos los sectores institucionales y económicos, para que de una vez por todas adopten una postura digna en la que velen por el bien de su propio pueblo”, agregó el grupo.

Golpeada en las últimas 36 horas por nuevas jornadas mortales de violencia política y tras el arribo ayer de una delegación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Nicaragua reanudará hoy un diálogo entre el gobierno y el movimiento de la sociedad civil.

La misión de la CIDH, que estará en el país hasta el próximo miércoles, arribó en medio de la controversia por la muerte, la noche del miércoles, del cineasta guatemalteco Eduardo Jessi Spiegler Szejmer, durante los disturbios antigubernamentales que tuvieron lugar en Managua.

El 19, medio digital oficialista, culpó al movimiento opositor del fallecimiento del guatemalteco por “la actitud irresponsable de los grupos vandálicos”, pero la familia de Spiegler advirtió que la muerte fue accidental y pidió que su caso “no sea manipulado” por las autoridades.

El comunicador pereció al caerle una estructura metálica derribada por opositores. El movimiento denunció que, en otro incidente, un hombre murió atropellado por un automóvil con una turba oficialista.

Al cumplirse hoy un mes de la violencia antigubernamental, estudiantes, empresarios, obreros y otros miembros de la sociedad civil y el gobierno, con mediación de la cúpula católica de Nicaragua, acudirán a la segunda ronda de diálogo.

La primera se realizó el pasado miércoles con presencia de Ortega y de Murillo, cuya asistencia a la cita de hoy está pendiente de confirmar.

El diálogo continuará con un escenario de bloqueos y protestas callejeras, que en un mes de enfrentamientos entre opositores con fuerzas policiales y paramilitares oficialistas ya dejaron unos 70 muertos, según grupos no estatales de defensa de los derechos humanos.

El gobierno aseguró que son 13 muertos por una crisis que estalló el 18 de abril por el repudio popular a una reforma de Ortega a la seguridad social que debió derogar. En su reclamo callejero, el movimiento pidió la democratización de Nicaragua y la renuncia de Ortega y de su esposa.

Por otra parte, el opositor Partido Ciudadanos por la Libertad (CxL) consideró necesario crear una comisión internacional de pacificación para desarmar a los grupos paramilitares que operan en el país y propuso que en ese proceso participe la ONU para “garantizar la paz y la seguridad” de Nicaragua.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS