Se encuentra usted aquí

California vende marihuana recreativa

Desde ayer la yerba se puede adquirir en lugares autorizados en el estado
Decenas de personas acudieron ayer a dispensarios de cannabis autorizados en California, como Harborside, en Oakland. (JOHN G. EFE)
02/01/2018
01:24
Agencias
Oakland.
-A +A

Numerosas personas hicieron fila ayer desde muy temprano en California para comprar marihuana con propósitos recreativos, por primera vez y en forma legal. La despenalización llegó con el Año Nuevo, casi dos décadas después de que el estado fuera el primero en autorizarla con fines terapéuticos.

Jeff Deakin, de 66 años, su esposa Mary y su perro esperaron toda la noche y fueron los primeros de una fila de 100 personas cuando el dispensario Harborside en Oakland, que vende marihuana con fines medicinales desde hace mucho tiempo, abrió a las 6 de la mañana y ofreció a los clientes iniciales porros de a un centavo de dólar y camisetas gratis que decían “Flores para la Gente, Cannabis para todos”.

“Ha pasado mucho tiempo desde que otros y yo mismo podíamos ir a un lugar donde sentirnos seguros y tranquilos, y conseguir algo bueno sin tener que ir al callejón de atrás”, declaró Deakin. “Esto es grandioso para todos”.

California, el estado más poblado de la nación, se ha sumado a una lista de otros cuatro y la capital donde está autorizada la venta de marihuana con fines recreativos, aun cuando el gobierno federal mantiene el cannabis en la misma clasificación de sustancias controladas, como la heroína y el LSD.

Los electores en California legalizaron en 2016 el cultivo, posesión y consumo limitado de marihuana entre adultos de 21 años o más, pero estaba prohibido venderla con propósitos recreativos, lo que cambió desde ayer.

Para adquirirla hay que ser mayor de 21 años y se puede adquirir un máximo de 28 gramos. Las compras deben ser en efectivo y está prohibido fumar cerca de escuelas y guarderías y también mientras se conduce.

Sin embargo, encontrar un establecimiento que venda marihuana al menudeo para consumo recreativo no será fácil, al menos inicialmente.

Sólo unos 90 negocios recibieron autorización estatal para iniciar la venta en Año Nuevo. Estas tiendas estaban concentradas en San Diego, Santa Cruz, la zona de la bahía de San Francisco y la zona de Palm Springs. Las ciudades de Los Ángeles y San Francisco, en cambio, no están todavía en la lista de localidades donde se puede conseguir porque las normativas no fueron aprobadas a tiempo para tramitar las licencias necesarias y conseguir los permisos estatales.

En contraste, Fresno, Bakersfield y Riverside figuraron entre las comunidades que aprobaron leyes que prohíben la venta de marihuana con propósitos recreativos.

En 2016, California produjo unas 6 mil 500 toneladas de marihuana, y 80% fue enviada ilegalmente al exterior del estado, según un informe de ERA Economics, una firma consultora ambiental y agrícola. Del 20% restante, solo una cuarta parte fue vendida legalmente para fines medicinales.

De acuerdo con cifras de Business Insider, se prevé que la venta de marihuana legal en California se convierta en un negocio de 3.7 mil millones de dólares en 2018 y crezca a 5.1 mil millones en 2019, ingresos similares a los que deja la venta de cerveza.

Además, podría generar más de mil millones de dólares en ingresos fiscales para el estado cada año, según estimaciones de The Hill.

Sin embargo, los pronósticos señalan que el robusto mercado negro del cannabis continuará prosperando debido, en particular, a que los impuestos y tarifas elevan hasta en 70% el costo de la marihuana al por menor, que es de entre 54 y 65 dólares por 28 gramos.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS