California se niega a enviar soldados a la frontera

Departamento de Defensa sigue en pláticas con gobierno de Brown, quien condiciona el apoyo a la medida de Trump
Despliegue. Según las autoridades de EU, actualmente hay 900 soldados en Texas, Nuevo México y Arizona (EVAN VUCCI. AP)
17/04/2018
01:45
Agencias
-A +A

Washington.— El estado de California optó por no participar en los esfuerzos del gobierno del presidente Donald Trump para enviar tropas de la Guardia Nacional a la frontera sur del país con México, dijo ayer un funcionario del Departamento de Defensa.

Robert Salesses, subsecretario adjunto del Departamento de Defensa, agregó en una sesión informativa que California había rechazado una solicitud para que fueran enviados más de 200 efectivos para reforzar la seguridad. No obstante, comentó que siguen en conversaciones con los funcionarios del estado.

A inicios de este mes, Trump y el secretario de Defensa, James Mattis, autorizaron hasta 4 mil efectivos de la Guardia Nacional para ayudar al Departamento de Seguridad Nacional a proteger la frontera en cuatro estados del sudoeste del país. Actualmente, 900 soldados están desplegados en Texas, Nuevo México y Arizona, dijeron las autoridades.

El portavoz del Departamento de Seguridad Nacional, Tyler Houlton, dijo que el gobernador de California, Jerry Brown, “ha declarado públicamente que comparte nuestro interés en asegurar nuestra frontera sur”. Añadió que “El Departamento de Seguridad Nacional y nuestros socios federales se han comprometido a trabajar con el gobernador para movilizar a la Guardia Nacional de California”.

Salesses comentó que el gobierno federal había pedido a California que proporcionara 237 efectivos de la Guardia Nacional a dos sectores cerca de la frontera con México. “No realizarán esas misiones”, agregó. “Continuamos el diálogo, la discusión con la Guardia Nacional de California”.

Sin embargo, si enviara a los soldados, no participarían en la seguridad fronteriza directa, dijeron los funcionarios.

En días pasados, Brown había condicionado su apoyo a la estrategia de Trump, al insistir en que los efectivos de California no tuvieran nada que ver con control migratorio. El vocero de la Guardia Nacional de California, Thomas Keegan, dijo ayer que el estado esperaba una respuesta formal del gobierno y no tenía detalles adicionales más allá del acuerdo propuesto por el gobernador.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS