“Armenia nunca permitirá otro genocidio”

Gira de diputados mexicanos es un “gesto de coraje”, declara; pide a Azerbaiyán abandonar su política de “intolerancia”
Ará Aivazian Embajador armenio en México (GERMÁN ESPINOSA. EL UNIVERSAL)
08/12/2017
01:19
Gabriel Moyssen
-A +A

[email protected]

Armenia nunca permitirá otro genocidio como el que sufrió su pueblo a manos de los otomanos en el siglo XX y esa es una de las causas del conflicto por el territorio de Nagorno Karabaj con Azerbaiyán, advirtió el embajador en México de la república caucásica, Ará Aivazian, quien sostuvo que no corresponde a ningún país amenazar o difamar a los representantes populares de otra nación, en referencia a las críticas azeríes por la visita que hicieron a dicho enclave tres legisladores de Morena y del PRD.

“El conflicto no es una disputa territorial, se trata de evitar otro genocidio, lo que los turcos no pudieron llevar a cabo con los armenios lo querían hacer los azeríes con la gente de Nagorno Karabaj, y Armenia nunca va a permitir que ocurra esa tragedia, pues es abanderada en la prevención y castigo del genocidio en la arena internacional. Hacer histeria sobre la visita de los diputados persigue un solo objetivo, evitar otros viajes semejantes, pero van a lograr justamente lo contrario de lo que están buscando”, recalcó Aivazian en entrevista con EL UNIVERSAL tras acusar al gobierno de Bakú de desarrollar una “diplomacia de caviar” y de intentar reactivar el año pasado la guerra, con prácticas como las del Estado Islámico al decapitar a prisioneros militares y civiles, para difundir más tarde las fotografías de sus cuerpos.

Entre 1915 y 1923, establecen historiadores, el Imperio Otomano y su sucesor, la actual Turquía, exterminaron a 1.5 millones de ciudadanos de su minoría armenia, aunque Ankara se niega a reconocer las masacres. Por las mismas fechas, sobre las ruinas de otra potencia que no resistió la Primera Guerra Mundial, el Imperio Ruso, las autoridades comunistas de Moscú asignaron en 1921 Nagorno Karabaj a la nueva República Socialista Soviética de Armenia, sólo para revertir un día después la medida y entregar el enclave, poblado en su mayor parte por armenios, a la vecina república de Azerbaiyán.

Aivazian aclaró que los diputados federales Margarita Blanca Cuata Domínguez y Carlos Hernández Mirón, de Morena, así como Margarita Cristina Bravo, del PRD, pagaron con sus propios recursos el viaje en octubre, al que también tenían planeado sumarse legisladores de otras bancadas, para conocer de primera mano la situación en Nagorno [Alto] Karabaj, que los armenios denominan Artsaj y donde se proclamó una república independiente, sin reconocimiento internacional, en el marco de la guerra de 1991-94 que simbolizó el fin de la Unión Soviética.

Protesta azerí.

Expresó que la gira, censurada por el encargado de negocios azerí en México, Mammad Talibov, por no solicitar el permiso de su gobierno, “fue un gesto de coraje político”, tras aseverar que “no son los primeros ni los últimos diputados del mundo que viajan a Nagorno Karabaj” y recordar que en la página web oficial de Azerbaiyán “existe una lista negra, que yo llamo lista de honor, de los parlamentarios, estadistas y académicos que han viajado ahí, entre los que destaca gente como Montserrat Caballé, Plácido Domingo y recientemente, una gran delegación de legisladores de California, Estados Unidos, pese a las amenazas”.

Luego de la protesta de Talibov ante la Secretaría de Relaciones Exteriores [SRE], el diplomático puntualizó que la postura de la dependencia y de la Cámara de Diputados fue “bastante lógica”. “Tuve una reunión con el presidente de la Cámara [Jorge Carlos Ramírez Marín], no voy a decir de qué hablamos, pero salí muy satisfecho”, comentó al señalar que “estoy convencido de que la posición de México será muy amplia y balanceada”, manteniendo el respaldo al Grupo de Minsk, creado en 1992 por la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa [OSCE] y encabezado por EU, Francia y Rusia, para promover una salida pacífica a la crisis.

Justo el miércoles, en Viena, los cancilleres de Armenia y de Azerbaiyán se entrevistaron bajo los auspicios del Grupo de Minsk, de acuerdo con reportes de prensa de ambos países. Los encuentros, que se efectúan periódicamente, no han conseguido zanjar el conflicto y es que, agregó Aivazian, “no vamos a lograr algún resultado tangible que sea aceptable tanto para Bakú como para los armenios de Nagorno Karabaj hasta que Azerbaiyán deje su política de militarización y de intolerancia. Si se llevan a cabo negociaciones tienen que entender que hay que hacer compromisos”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS