Alemania ampliará las visas para solicitantes de empleo

Al igual que muchos otros países europeos, Alemania está tratando de conseguir un equilibrio entre las necesidades de su mercado laboral, el envejecimiento de su población y las preocupaciones públicas sobre la inmigración
Alemania ampliará las visas para solicitantes de empleo
Foto: Reuters
03/10/2018
12:47
AP
-A +A

El gobierno de Alemania dijo que expandirá un sistema de visas de seis meses que permite a personas fuera de la Unión Europea buscar empleos en el país, como parte de una gestión para lidiar con una escasez de mano de obra calificada.

Dijo además que acordó una solución para ayudar a solicitantes de asilo rechazados, pero bien asentados en el país, un asunto que ha dividido la coalición oficial.

Las visas, actualmente disponibles para graduados universitarios, serán expandidas para inmigrantes con calificaciones profesionales, dijo el ministro del Interior Horst Seehofer tras una reunión de los líderes de la coalición.

Resaltó que Alemania, la mayor economía en Europa, no quiere una “inmigración al sistema de bienestar social”. Los solicitantes tienen que demostrar que pueden sostenerse y hablar alemán.

Al igual que muchos otros países europeos, Alemania está tratando de conseguir un equilibrio entre las necesidades de su mercado laboral, el envejecimiento de su población y las preocupaciones públicas sobre la inmigración.

El ministro del Trabajo Hubertus Heil dijo que el gobierno había acordado además una solución “pragmática” para resolver el status de solicitantes de asilo rechazados que han encontrado trabajo en Alemania y están bien integrados.

Dijo que el gobierno busca darles “un status confiable ... para no enviar a personas equivocadas de regreso a sus países y entonces tratar de reclutar a trabajadores calificados de países del tercer mundo”.

No se ofrecieron detalles del plan. El gobierno se limitó a crear “criterios claros” en la ley de residencia en los próximos meses.

La cuestión de si se debe facilitar a los solicitantes de asilo sumarse a la fuerza laboral _ y con ello evitar deportación si sus solicitudes son rechazadas _ ha sido un punto de disputa entre los socialdemócratas de Heil y conservadores como Seehofer en la coalición del gobierno de Angela Merkel.

"Nosotros mantenemos el principio de dejar separados los asuntos de asilo y laborales”, dijo Seehofer.

Los tres partidos, los conservadores CDU y CSU, así como el socialdemócrata SPD, alcanzaron un acuerdo el lunes por la noche sobre la delicada cuestión migratoria, en un contexto político marcado por una fuerte presencia en la arena política y social de la extrema derecha.

Las puertas de Alemania se abrieron en 2015 y 2016 a la llegada de más de un millón de solicitantes de asilo, en plena crisis migratoria.

Los partidos en el poder acordaron sobre la adopción en 2019 de una ley para facilitar el acceso al mercado laboral alemán de extranjeros extracomunitarios calificados.

"No queremos una inmigración de gente no calificada" provenientes de países extra comunitarios, señalan los socialdemócratas en el documento presentado el martes que resume las grandes líneas del proyecto.

Los ciudadanos de países extra comunitarios que busquen empleo en Alemania en sectores en donde escasean los candidatos --gastronomía, matemáticas o informática-- podrán obtener un permiso de estadía de seis meses que será prorrogado si encuentran trabajo. Deberán poder demostrar que tienen un nivel de alemán suficiente.

"Necesitamos trabajadores de terceros países", reconoció el ministro de Interior, Horst Seehofer (CSU), que además es muy crítico a la política de apertura de Angela Merkel de 2015.

Alemania registró en septiembre 338.200 empleos vacantes únicamente en los sectores de la informática, las matemáticas y las tecnologías de la información, según el periódico económico Handelsblatt, que cita al Instituto Económico Alemán, con sede en Colonia.

El documento presentado el martes subraya que el "fuerte crecimiento económico de los últimos años" se alcanzó en parte gracias a una "inmigración proveniente de Estados miembros de la Unión Europea". Pero, señala el documento, "este saldo migratorio baja actualmente".

La CDU-CSU y el SPD tuvieron que zanjar un desacuerdo sobre los extranjeros a quienes se les negó una solicitud de asilo pero que ocupan un empleo en Alemania y hablan alemán.

El SPD quiere que puedan quedarse, la CSU se opone.

Finalmente Seehofer dio su acuerdo para que los de mayores calificaciones se puedan quedar.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS