A 30 años de la primera intifada, anuncio de Trump despierta ira palestina

El 9 de diciembre de 1987 estalló la primera intifada, un movimiento popular palestino contra la ocupación israelí; con el reciente reconocimiento por Trump de Jerusalén como capital de Israel, los palestinos han llamado a una nueva "revuelta de la piedras"
(Foto: EFE)
09/12/2017
18:49
AFP
-A +A

Hace treinta años, el 9 de diciembre de 1987, estallaba la primera intifada, la sublevación popular palestina que durante seis años incendió los territorios palestinos ocupados, antes de que se llegara al reconocimiento mutuo entre Israel y la Organización para la Liberación de Palestina (OLP).

Tras el reconocimiento por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de Jerusalén como capital de Israel, se han lanzado nuevos llamados a otra intifada.

EN EL ORÍGEN, UN ACCIDENTE
El 8 de diciembre 1987, un camión conducido por un israelí choca contra dos vehículos repletos de obreros palestinos cerca del campo de refugiados de Jabaliya, en la Franja de Gaza. Mueren cuatro palestinos, y hay numerosos heridos.

Al día siguiente, los funerales de las víctimas desembocan en violentos enfrentamientos entre el ejército y los manifestantes. Los ocho campos de refugiados de la Franja de Gaza entran en ebullición.

Es el inicio de la intifada, la "revuelta de la piedras", que se extiende como un reguero de pólvora por todos los territorios ocupados.

'MANO DE HIERRO'
Algunos políticos israelíes ya habían lanzado advertencias sobre la situación en los territorios ocupados, entre ellos en 1986 el exministro de Exteriores, Abba Eban, que alertó sobre la situación de los palestinos "sometidos a castigos y opresión".

Los palestinos de los territorios, bajo control israelí desde veinte años atrás, estaban sometidos desde agosto de 1985 a la política de la "mano de hierro" instaurada por el ministro de Defensa Yitzhak Rabin, para intentar acabar con cualquier manifestación de resistencia.

Rabin, sorprendido por la magnitud de la revuelta, dio primero la orden de "romper los huesos" a los manifestantes, antes de admitir que no había solución militar para frenar el movimiento.

Los soldados israelíes, mal preparados para tareas de mantenimiento del orden, replican con balas reales a los lanzamientos de piedras y botellas.

Por primera vez en 40 años de conflicto árabe-israelí, el pueblo palestino de Cisjordania y Gaza --en total, un millón y medio de habitantes-- está en guerra contra Israel.

Las calles sirven de campo de batalla a los miles de "shabab" --jóvenes de 10 a 25 años-- que pelean a golpe de piedras.

El gobierno israelí se apresura a acusar a Siria, Irán y la OLP de estar en el origen de estos disturbios.

Pero la intifada es en realidad un movimiento que expresa la frustración de los palestinos tras 21 años de ocupación. La sublevación causó sorpresa incluso en la dirección de la OLP, basada en Túnez.

MÁS DE MIL 200 PALESTINOS MUERTOS
El 13 de septiembre de 1993, Israel y la OLP firman en Washington los acuerdos de Oslo sobre la autonomía palestina, sellados con un apretón de manos entre el jefe de la central palestina Yaser Arafat y el primer ministro israelí Yitzhak Rabin.

El 24, los activistas de la OLP reciben la orden del jefe de la central palestina de cesar cualquier operación militar contra el ejército israelí.

En seis años, mil 258 Palestinos murieron a manos de militares o colonos israelíes, según un balance basado en fuentes palestinas. La mayoría de las víctimas --una cuarta parte de ellas tenían menos de 16 años-- murieron durante las dispersiones de las manifestaciones.

Unos 150 israelíes murieron, la mayoría hacia el final de la intifada tras un endurecimiento de la revuelta con el impulso procedente de organizaciones como el Hamas, que acababa de ser creado, o la Yihad islámica.

"Entre 120 mil y 140 mil palestinos pasaron por nuestras prisiones" durante la intifada, indicaba en 1994 Yitzhak Rabin, que sería asesinado un año más tarde por un extremista judío opuesto al proceso de paz.

El 28 de septiembre de 2000, una controvertida visita del jefe de la derecha israelí Ariel Sharon a la explanada de las Mezquitas en Jerusalén Este provocaría la segunda intifada.

El ejército israelí vuelve a ocupar las principales ciudades antónomas de Cisjordania, y luego lanzará en 2002 una amplia ofensiva.

En 2005, el ejército israelí retira a su último soldado de la Franja de Gaza en el marco de un plan de retirada unilateral.

ae

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS