Se encuentra usted aquí

La inauguración de la primera estación transmisora en México

Con un concierto simultáneo en varias ciudades del país se inauguró la primera estación transmisora en México en mayo de 1923. Periódicos norteamericanos buscaban mayor presencia asociándose con radiodifusoras, EL UNIVERSAL ILUSTRADO y La Casa de la Radio emularon este sistema
La inauguración de la primera estación transmisora en México
22/05/2019
00:01
-A +A

Texto: Edna Patricia Carreón Guevara y Carlos Villasana
Fotos antiguas: Archivo EL UNIVERSAL
Diseño web: Miguel Ángel Garnica
 


La noticia de que la primera estación transmisora de Radio de gran potencia en México quedaba inaugurada luego de varias pruebas, se dio a conocer en mayo de 1923, hace ya 96 años.

Al igual que ya lo hacían los diarios norteamericanos más reconocidos en aquella década como el Saint Louis Post Dispatch, el Kansas City StarTelegram y el San Antonio Express -únicos en tener estaciones trasmisoras locales-, la República Mexicana contaba también con su primera estación radiotelefónica instalada en la capital.

La nota de esta casa editorial de aquel 8 de mayo informaba que los esfuerzos del “precursor de la Radio” don Raúl Azcárraga-hermano de Emilio Azcárraga Vidaurreta, impulsor del grupo radiofónico y televisivo que hoy conocemos como Televisa - había sido posible obtener un aparato transmisor de la “Radio Corporation of America”- a la que estaban conectados los norteamericanos- el cual se había probado con éxito durante una semana.

foto_1.jpg
Nota de primera plana publicada en EL UNIVERSAL el 8 de mayo de 1923. Donde se relataba cómo se había obtenido el aparato transmisor con el que fue posible escuchar de forma simultánea en varias ciudades.

Las señales habían llegado con éxito a ciudades como Monterrey, Veracruz, Toluca y Guadalajara cuyos pobladores se habían sorprendido al escuchar perfectamente lo enviado por la transmisora.

EL UNIVERSAL ILUSTRADO, revista semanal de esta casa editorial, se había unido a este sistema a través de la llamada “Casa de la Radio”- antecesora de la luego famosa estación radiofónica XEW-, y en aquel entonces la más poderosa compañía de la capital, a través de la cual se escuchaban conciertos de los artistas más reconocidos de momento.

mayo_de_1923_a_-_copia.jpg
"Los artistas que tomaron parte en la inauguración que anoche se efectuó de la primera estación transmisora de radiotelefonía". Nota publicada en EL UNIVERSAL en mayo de 1923

Esta unión se conoció como “EL UNIVERSAL ILUSTRADO-LA CASA DE LA RADIO”, estación entonces ubicada en Avenida Juárez número 62, donde alguna vez también se estableció el Cine Alameda, frente a la Alameda Central, según datos de la enciclopedia 6 siglos de historia Gráfica de Gustavo Casasola.

La nota resaltaba a los lectores “el triunfo periodístico al lograr esta innovación antes que cualquier otro periódico en México”.

Para celebrar tan gran acontecimiento de la Radio mexicana, la estación trasmisora por rediotelefonía se inauguraría el 8 de mayo a las 10 de la noche, con la difusión de un concierto transmitido “con una onda de trescientos setenta y cinco metros”, capaz de escucharse de forma simultánea en varios estados del país y en el que participarían varios artistas de la talla de Manuel M. Ponce, el pianista Manuel Barajas y otros artistas del momento como Celia Montalbán.

ponce2.jpg
Rostro del compositor Manuel M. Ponce, quien participó en este concierto inaugural con la canción “Estrellita”, entre otras.

Raúl Azcárraga y el director de EL UNIVERSAL ILUSTRADO, Carlos Noriega Hope, también darían sendos discursos en el marco del acontecimiento.

Por aquellas épocas el invento de la Radio comenzaba a ganar cada vez más aficionados, así lo narraban las notas de este diario, de ahí que las más poderosas empresas de este medio en Estados Unidos buscaran aumentar su alcance aliándose con los más importantes periódicos de aquel país.

foto_3.jpg
Aspecto de la sala de Conciertos de la Casa de la Radio, ubicada en la Avenida Juárez.

La nota de EL ILUSTRADO narró así lo que fue el primer concierto de Radio en la República:

El clima no era bueno, llovía mucho, incluso se pensó en cancelar el concierto, dado que se trataba de “una lluvia insistente y molesta. Como los campesinos: mirábamos hacia el norte, negro y gris”, menciona el ILUSTRADO del 10 de mayo de 1923, dos días después del evento. El concierto debía iniciar a las 18 horas, pero su apertura se postergó dos.

Entre los invitados estaban el secretario de comunicaciones y el entonces Gerente de esta casa editorial, el señor Miguel Lanz Duret; así como varios artistas de renombre en México como Manuel M. Ponce, considerado como el fundador del nacionalismo musical mexicano.

foto_4.jpg
El señor Raúl Azcárraga Vidaurreta, Gerente de "La Casa de la Radio" y el director de esta Revista, con el "cicrófono".
 
Enseguida y una vez, que dieron las 8 en punto, Raúl Azcárraga Vidaurreta - precursor de la Radio en México- fue el encargado de presentar aquella gala histórica que se logró escuchar en todo el país.

Azcárraga y Noriega Hope resaltaron a los aficionados la trascendencia de lo que era la inauguración de la primera estación radiofónica transmisora mexicana. La voz de Noriega Hope estaba emocionada.

Luego, el poeta Manuel Maples Arce comenzó a recitar su oda a la radiofonía, logrando conmover tanto a invitados del concierto como a los radio-escuchas asistentes a aquel recital, con los versos de su poema: “El hombre que fue imaginado” y “Una estrella de oro ha caído en el mar”.

manuelmaples1.jpg
Manuel Maples Arce, poeta que participó con su Oda a la Radiofonía en aquella inauguración.

Posteriormente “el primer guitarrista del mundo” Andrés Segovia revivió las extraordinarias composiciones de Mozart, Chopin y Albéniz al tocar sus transcripciones para guitarra de obras de aquellos grandes.

Celia Montalbán, cantante que gozaba de gran admiración entre la gente por su simpatía, después de interpretar varios temas mexicanos como “La borrachita” y “Mi viejo amor”, entre otras, tuvo un contratiempo y salió del teatro en un breve intermedio, no sin antes prometer a los oyentes que regresaría, “se trata de EL UNIVESAL ILUSTRADO...”, y cumplió su promesa, volvió...

nueva6.jpg
Celia Montalbán,famosa cantante en 1923.

Fue hasta casi el final del concierto que Manuel M. Ponce cantando su composición de “Estrellita” estremeció a los radioescuchas con su ejecución. La nota relata cómo fue la experiencia de oír aquella obra de arte: “nos volvió a emocionar, como en los días en que se la oíamos a la novia lejana”.

Cuando terminó esa melodía, entonó unas cuantas más de sus mejores baladas con un sentimiento extraordinario, así como con una gran inspiración.

Mostrando una distinguida técnica, el pianista Manuel Barajas demostró ser uno de los músicos más enérgicos y seguros de todo México, pues ejecutó con un sentimiento muy preciso varias de las partituras escritas por él, así como algunas obras de otros autores.

foto_7.jpg
Un rincón del Salón de Audiciones Radiofónicas de la Casa de Radio.

Una vez que el pianista terminó su interpretación, el directivo de EL UNIVERSAL ILUSTRADO, Carlos Noriega Hope con voz firme hizo la declaratoria de que, a partir de ese día 8 de mayo de 1923, estaba oficialmente estrenada la primera gran estación transmisora de Radio de todo el país, así como el servicio de conciertos, plataforma que serviría en décadas posteriores para dar a conocer la voz de innumerables artistas que también participarían en el cine de oro nacional.

Al final del evento, tanto el director de EL UNIVERSAL ILUSTRADO, Carlos Noriega Hope, como el señor Raúl Azcárraga recibieron las felicitaciones del secretario de Comunicaciones y del Sr. Miguel Lanz Duret, entonces gerente de esta casa editorial.

A pesar de las dificultades atmosféricas, se pudo llevar a cabo aquel gran concierto y ni la lluvia, ni el viento pudieron evitar que la oda a la radiofonía, así como las melodías de los grandes virtuosos de la música de inicios del siglo pasado fueran escuchados por primera vez de forma simultánea en varias ciudades de México.

foto_8.jpg
Fragmentos del poema Oda a la Radiofonía, el cual fue escuchado en voz de su autor Manuel Maples Arce.

La fotografía principal muestra la Primera Plana de EL UNIVERSAL ILUSTRADO de mayo de1923, la cual narra el desarrollo de aquel concierto que fue escuchado en varias ciudades del país, gracias al aparato transmisor adquirido en E. U., suceso de relevancia nacional.

La imagen comparativa es una fotografía de nuestro archivo de los años 40 del Cine Alameda, el cual estaba en Avenida Juárez número 62, frente a la Alameda Central. Actualmente estos edificios siguen en pie.

 

Fuente: Hemeroteca/EL UNIVERSAL
 

mochilazo
Carlos Villasana y Angélica Navarrete

Cometarios

 
 

MÁS EN OPINIÓN