20 | ABR | 2019
Modernizan la venta de árboles de Navidad en Xonacatlán
En Santiago Tejocotillos, los 24 ejidatarios de pino ayacahuite, oyamel y dougla s, tienen más de ocho años de haber emprendido en este cultivo. (JORGE ALVARADO. EL UNIVERSAL)

Modernizan la venta de árboles de Navidad en Xonacatlán

25/11/2018
00:57
Claudia González
-A +A
Productores aseguran que la venta está estancada y requiere promoción

[email protected]

Xonacatlán, Méx.— La venta de árboles de Navidad en el Estado de México está estancada, afirman productores locales.

Es por ello que buscan opciones para mejorar la comercialización, desde los pinos en maceta, los árboles en renta, el aprovechamiento de las ramas para figuras decorativas o las semillas para elaborar coronas y otras alternativas de temporada.

Según datos de la Protectora de Bosques (Probosque) la entidad se ubica en el primer lugar nacional en superficie establecida y venta de árboles de Navidad, generando anualmente una derrama económica de 125 millones de pesos.

Sin embargo, para los productores, es urgente una promoción más amplia o novedosa que les permita crecer las ganancias y atraer a los consumidores de la Ciudad de México, por ser la entidad más cercana, porque desde hace tres años, las ventas no aumentan, los precios no varían y sus ingresos no mejoran.

El presidente de la Asociación de Silvicultores Navideños en la entidad, Luciano Zárate Duarte, “el sol sale para todos” y este año el objetivo es promocionar la adquisición de especies en maceta, árboles que los consumidores podrían cultivar en sus jardines después de haberlos decorado.

Aunque reconoce otra modalidad, es incipiente y pretende dar otro tipo de utilidad a los árboles, se trata de la renta, que inició en la Ciudad de México pero que ahora algunos invernaderos mexiquenses consideran.

“Lo que buscamos es comercializar todas las opciones, los que podrían ser sembrados en casa, aquellos que pueden regresar al invernadero donde fueron cultivados y los que elige la familia en una visita a las plantaciones, además hay figuras decorativas hechas con ramas, semillas o piñas —como las conoce la gente—, esferas y muchas variedades que pretenden crecer las ventas este año”, refirió el representante de los productores.

Opciones. En Santiago Tejocotillos, los 24 ejidatarios de pino ayacahuite, oyamel y douglas, tienen más de ocho años de haber emprendido en la producción de árboles de Navidad; es una opción de cultivo que ofrecieron las autoridades estatales para el aprovechamiento de tierras agrestes para la siembra de otras semillas.

Este lugar está a 2 mil 800 metros de altitud, es un sitio frío, tanto que entre el pasto todavía hay escarcha que dejó la onda gélida de días pasados y que llegó a los -4 grados.

En este poblado de Xonacatlán hay una producción de 580 mil árboles en 232 hectáreas. Según la Probosque, son parte de las 4 mil 968 hectáreas destinadas a este cultivo.

Jesús Almeida, propietario del ejido Las Cabañas, el primero al pie de la carretera Toluca-Naucalpan, dijo que un árbol tarda entre seis y más años para poder talarlo y que alcance la altura, la calidad suficiente.

Cada núcleo ejidal en esta demarcación logra una venta anual de entre 400 y 600 especies, en el caso de Jesús Almeida, el objetivo es aprovechar todo lo que genera esta plantación para incrementar sus ganancias.

Dicha localidad se ubica a 45 minutos de Naucalpan por la carretera que conecta a Toluca y a 30 minutos de la capital mexiquense, pero también conecta con la Ciudad de México, entidad de la que esperan atraer a un mayor número de compradores, por lo que mantienen costos que van de los 400 a los 700 pesos para árboles de uno a tres metros de altura.

“Es como vivir en Navidad todo el año; el olor a pino y el característico frío que acompaña diciembre es un ambiente permanente para que los árboles logren vivir y crecer”, dijo.

Para identificar Tejocotillos hay una desviación en el kilómetro 37 de la carretera Toluca-Naucalpan.

Renta de árboles, negocio incipiente. El presidente de los silvicultores, Luciano Zárate, informó que la renta de árboles es un negocio que apenas inicia en la entidad; son propietarios de invernaderos quienes buscan colocar sus productos en la entidad y la Ciudad de México.

El servicio, que tiene al menos seis años en otras ciudades como Guadalajara, fue retomado por los mexiquenses como una alternativa para los cultivos de especies navideñas, pues hay un gran movimiento que se rehúsa a la tala de los árboles.

El objetivo, según Humberto Mota, uno de los empresarios de este sector, es mantener el árbol vivo dejando a un lado la corta y la compra de plástico para las fechas decembrinas, es decir, buscan contribuir con el cuidado del medio ambiente.

Son árboles en maceta con una altura entre 1.75 y 2.20 metros, la especie es el abeto de douglas, a un costo de 2 mil 200 pesos por temporada.

El pago incluye el árbol, entrega a domicilio, manejo y recolección al término del periodo. Las entregas se programan cinco días después a partir del depósito completo y lo recogen después del 9 de enero.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios