Vecinos piden reactivar módulo policial de Cuatro Caminos

Agentes municipales y de la CDMX sólo extorsionan a automovilistas: colonos; civiles agilizan el tránsito en calles cercanas como Transmisiones Militares
Agentes municipales detuvieron, desde el tercer carril de avenida Transmisiones Militares, a una camioneta que tenía placas foráneas para multarla, pese a que las penalizaciones están suspendidas en Naucalpan. (REBECA JIMÉNEZ. EL UNIVERSAL)
22/02/2018
01:08
Rebeca Jiménez Jacinto
Naucalpan, Méx.
-A +A

[email protected]

Pese el caos vial e inseguridad de Cuatro Caminos, agentes de tránsito municipal sólo se dedican a extorsionar automovilistas y no a agilizar la circulación, donde son civiles los que dan fluidez al tránsito, denunciaron vecinos en un recorrido por la zona.

Urgen policías que den seguridad, por lo que es necesario rescatar el módulo de seguridad de Cuatro Caminos, toda vez que en esta zona no hay elementos que presten auxilio ante robos y asaltos que aquejan a usuarios del Metro y a habitantes de Lomas de Sotelo, dijo Eduardo Rodríguez Campos, delegado vecinal.

El módulo ubicado en avenida Transmisiones Militares y las calles Juan Silveti y Juan Estrada, en Lomas de Sotelo, está subutilizado como base de agentes de tránsito municipal que no prestan auxilio ante la comisión de delitos que sufren vecinos y pasajeros que llegan al paradero del Metro Cuatro Caminos, porque aseguran que “no es su función”, señaló Rodríguez.

En un recorrido, EL UNIVERSAL documentó que ante el caos vial de la avenida Transmisiones e Ingenieros Militares, son civiles los que dan circulación en el nudo vial de la glorieta ubicada frente al Mexipuerto y al panteón Sanctorum, mientras que agentes municipal de Naucalpan se ubican 50 metros antes del punto caótico sólo para detener vehículos especialmente con placas foráneas, sin engomados y sin verificación.

El conductor de una camioneta detenida por agentes de Naucalpan relató que le pedían mil 600 pesos de multa “más el arrastre de grúa y la amenaza de llevarme al corralón. Al enterarme que las infracciones están suspendidas, de todos modos tuve que darles dinero porque me advirtieron que si no era ahí me detendrían más adelante. Me dejaron ir después de media hora con 200 pesos ‘pal chesco’”, lamentó Juan Pérez, comerciante de Toluca.

Junto al panteón Sanctorum hay otro retén del llamado operativo Escudo de policías de la Ciudad de México, donde más que prestar vigilancia y seguridad, también se dedican a revisar papeles a conductores que no dejan ir hasta que se “pongan a mano” con la amenaza de la grúa, que por cierto, nunca llega.

Ola delictiva. Todos los días se registran de cuatro a seis robos con violencia, tanto en la zona del paradero norte del Metro como cristalazos a automóviles detenidos en el caos vial que se extiende a Plaza Toreo y Lomas de Sotelo.

La comandancia de la policía municipal tiene su base en La Ahuizotla, otra zona conflictiva donde hay una fuerza de 28 elementos.

Menos el personal administrativo y los comisionados, quedan sólo cinco o seis policías por turno para cubrir Cuatro Caminos, el Mexipuerto, Lomas de Sotelo, Parque Toreo, la zona industrial y los juzgados federales, apuntó el dirigente vecinal.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS