“Los Cadeneros” y “La Bolita”, las bandas que asaltan en Cuatro Caminos

EL UNIVERSAL hizo un recorrido en el lugar, sin encontrar a ningún policía que vigile los andenes en donde los robos son constantes y cada vez más violentos
En el Cetram operan dos bandas de delincuentes, los Cadeneros y los de La Bolita, quienes despojan de teléfonos celulares, dinero en efectivo y demás (Fotos: JUAN CARLOS REYES)
20/02/2018
03:30
Rebeca Jiménez Jacinto
-A +A

Te abrazan y sientes una punta en el costado, te dan el manotazo, para llevarse tu [teléfono] celular, tu cadenita o aretes o de plano te sacan la fusca antes de que el microbús salga, son modalidades que usan los Cadeneros y los de La Bolita, dos de la tres bandas que operan en el paradero norte del Metro Cuatro Caminos, sitio que se mantiene como el traspatio del moderno Mexipuerto, donde todos los días llegan 600 mil pasajeros procedentes del Estado de México y de la capital del país.

Katerin N una joven de 16 años, recibió un balazo en el hombro, al salir del túnel del paradero del Metro Cuatro Caminos, el 12 de febrero a las tres de la tarde, fue una víctima más de una banda de ladrones armados que opera en una de las zonas más inseguras del Valle de México.

A ocho días de la violenta agresión, que dejó herida de bala a la menor de edad y tuvo que ser atendida por médicos cirujanos y traumatólogos del Hospital del IMSS Lomas Verdes, autoridades mexiquenses no han informado sobre la detención de los responsables.

Mientras que la jovencita y su familia, así como los estudiantes de la FES Acatlán y del CCH Naucalpan, temen transitar por a este paradero del Metro.

Tras el violento ataque, EL UNIVERSAL recorrió por varios días el pasillo subterráneo que cuenta con 22 salidas, así como los andenes señalados con letras que van de la A a la K y no encontró a ningún policía que pudiera auxiliar a una víctima en este paradero, que permanece como traspatio del moderno Mexipuerto, que cuenta con cámaras de vigilancia y decenas de agentes privados.

La estadística delictiva en Cuatro Caminos, registró 383 delitos de impacto en 2017, de ellos 140 fueron robos con violencia a pasajeros, 107 a peatones con lesiones y 42 robos que culminan con denuncias ante autoridades mexiquenses.

Tan sólo en enero de este año, la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM), recibió 48 denuncias de hechos delictivos en el paradero norte, 17 robos a transporte con violencia; 10 atracos violentos a pasajeros y 10 robos simples, así como una por portación de arma y delitos contra la salud.

No obstante la cifra triplica o cuadruplica la estadística oficial, coinciden dirigentes vecinales, transportistas y estudiantes de la FES Acatlán y del CCH Naucalpan, quienes multiplican historias cotidianas y casi idénticas de asaltos y robos con violencia.

Durante el último año esta casa editorial documentó la muerte de cuatro personas registradas en los andenes del Paradero Norte del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro.

paradero_norte_cuatro_caminos_asaltos_56550072.jpg
Foto: En el exterior no hay vigilancia, lo cual facilita que los asaltantes puedan acechar y atacar con facilidad a sus víctimas.
 

Cuatro Caminos es “Tierra de nadie, hemos reiterado a cada autoridad a la que tenemos acceso desde hace más de 10 años”, comentaron Rodolfo Bravo Anguiano y Eduardo Rodríguez Campos, dirigentes vecinales de Lomas de Sotelo, quienes por años han pedido la reinstalación de una agencia Metropolitana del Ministerio Público.

En el pasillo del Metro operó hasta hace un año una oficina de la FGJEM, en un local que en las noches era usado de baño y que carecía de internet, “donde llegaron a amenazarnos con pistola”, reconoció personal que laboró en el sitio.

“Hoy asaltan a un estudiante, albañil o trabajador en Cuatro Caminos y se queda sin un peso para ir al MP, que está a varios kilómetros junto al Palacio Municipal de Naucalpan o a Barrientos en Tlalnepantla”, comentó Eduardo Rodríguez delegado vecinal de Lomas de Sotelo.

Aunque dicho paradero está en Naucalpan, es jurisdicción del gobierno del Estado de México, quien vigila, administra y otorga concesiones en esta zona de confluencia metropolitana, dijo el comisario municipal, Luis Alberto Casarrubias y aseguró que la policía naucalpense vigila la zona perimetral exterior.

Autoridades del STC Metro, detallaron que el túnel por el cual llega el convoy, la terminal y el pasillo que tiene 22 salidas a once andenes que van de la letra A a la K, es competencia de ellos, no así el exterior, el cual “es vigilado y administrado por las autoridades del Estado de México”.

Personal de la Secretaría de Seguridad Ciudadana del Estado de México, aseguró que la vigilancia que está a cargo de elementos del Cuerpos de Seguridad Auxiliar y Urbana del Estado de México (Cusaem), fue reforzada en el paradero; no obstante, cuando EL UNIVERSAL recorrió el lugar en distintos horarios no encontró a ningún policía.

paradero_norte_cuatro_caminos_asaltos_56550066.jpg
Foto: Varios transportistas aseguraron que los asaltantes no operan solos.
 

Ambulantes, cobijo de ladrones

En el paradero norte de Cuatro Caminos y en el túnel que conduce al Metro, operan cerca de mil vendedores, que todos los días generan una tonelada de basura, informaron administradores del sitio.

Puestos de garnachas, ropa, dulces y frutas rodean y reducen las 22 entradas y salidas del paradero, incluso ocupan el pasillo principal y el vestíbulo de la estación, con toda su mercancía y hasta tanques de gas.

En esta confusión de gritos, olores y tumultos, en los que vendedores ofertan mercancías operan al menos tres bandas, una de ellas los de La Bolita, que envuelven a sus víctimas y en segundos las despojan de bolsas, carteras, teléfonos celulares y demás pertenencias; también están los llamados Cadeneros, que de forma sorpresiva lanzan un manotazo al cuello y orejas de mujeres, que llevan cadenitas o aretes, para arrancar los objetos de oro, dejando a la víctima con arañazos, incluso con los lóbulos sangrando.

Además “opera otro grupo de chamacos, que ya tenemos identificados”, revelaron autoridades de la SSC del Estado de México. “No actúan solos, son como 10 que operan con un plan”, aseguraron algunos transportistas.

“Te llegan con pistola o puntas uno o dos [asaltantes], pero en el entorno permanecen otros tres o cuatro, marcando un perímetro para impedir o agredir a quien intenta auxiliar a una víctima, otros permanecen en los extremos del paradero, para alertar si llega o se acerca algún policía”, expresaron los choferes.

Además, los vendedores ambulantes saben quiénes son, pero prefieren no hablar de ellos. “Incluso les dan cobertura” aseguró un comandante.

Todos los días, al paradero llegan 600 mil pasajeros, 300 mil por el Mexipuerto y otros 300 mil por la estación Cuatro Caminos, informaron autoridades de la Secretaría de Movilidad del Estado de México.

A este lugar ingresan 8 mil 500 camiones, microbuses y combis de pasajeros, informaron autoridades de Movilidad, unidades que realizan base en los 11 andenes exteriores, en un entorno lleno de estructuras metálicas y puestos abandonados, sucios y polvosos, que sirven de mingitorios a choferes y ambulantes.

paradero_norte_cuatro_caminos_asaltos_56549928.jpg
Foto: Los grupos delincuenciales aprovechan el tumulto que generan los comerciantes para rodear a sus presas, otros optan por arrancarles las joyas de manera rápida.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS