Identifican a asaltantes de directivo de Televisa

Sospechosos son hermanos; uno cuenta con antecedentes penales; en caso de ser detenidos, sólo serían acusados por tentativa de robo
El domingo por la noche, elementos de la fiscalía mexiquense realizaron un operativo, encontraron dos celulares con fotos de los posibles ladrones (ARCHIVO. EL UNIVERSAL)
23/11/2017
03:20
Arturo Ortiz Mayén
-A +A

[email protected]

La Fiscalía General de Justicia del Estado de México identificó a un par de hermanos como los posibles asaltantes de Adolfo Lagos Espinosa, director general de Izzi, quien murió el domingo pasado tras ser baleado por su escolta al impedir que esos hombres lo despojaron de su bicicleta.

Agentes ministeriales obtuvieron información de que los sospechosos, identificados con los nombres de Celso y Daniel, encabezaban a un grupo de ladrones que presuntamente asaltaban a turistas y ciclistas en la misma zona donde atacaron al directivo de Televisa.

Según los informes recabados por los agentes, ambos son habitantes del poblado de San Felipe Teotitlán, en el municipio de Nopaltepec, uno de ellos tiene antecedentes por robo.

Desde la noche del domingo, la fiscalía mexiquense realizó una serie de operativos en ese lugar en busca de los sospechosos. En esas acciones se aseguraron algunos teléfonos celulares, en los que se obtuvieron fotografías de ambos.

Allegados al caso señalaron que hay coincidencia entre esas imágenes y los retratos hablados realizados con base en los testimonios de los escoltas y el acompañante de la víctima.

Fuentes de la dependencia reconocieron que en cuanto sean detenidos, podrían obtener su libertad pues al confirmarse a través de peritajes que Adolfo Lagos murió tras ser baleado por su escolta, sólo serían imputados por tentativa de robo, delito que no es considerado grave.

Como se dio a conocer, el escolta que hirió a Adolfo Lagos, Héctor ‘N’, de 50 años, podría enfrentar cargos por homicidio culposo, delito que no amerita prisión preventiva.

La reconstrucción de hechos arrojó que el domingo pasado, al momento del robo en el kilómetro 45 de la carretera Pirámides-Tulancingo, Héctor y su compañero David, de 41 años, no respondieron de manera adecuada. Ambos dispararon sin detener la camioneta en la que viajaban, incluso Héctor golpeó con el vehículo a Adolfo Lagos.

Cuando lo llevaban al hospital se les ponchó una llanta, por lo que esperaron una ambulancia de Capufe, en la que lo llevaron a la clínica de Coacalco, donde falleció.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS