Hospital Veterinario de FES Cuautitlán atiende 6 mil animales al año

Alumnos de la carrera de Veterinaria atienden a perros, gatos, caballos, conejos, iguanas, víboras y aves en el hospital de Pequeñas Especies
(Foto: Juan Manuel Barrera/El Universal)
09/11/2017
13:17
Juan Manuel Barrera
Cuautitlán Izcalli, Méx.
-A +A

Los hospitales veterinarios de Pequeñas Especies y de Equinos, de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Cuautitlán, de la UNAM, atienden a cerca de seis mil pacientes al año, sobre todo perros, gatos y caballos, pero también iguanas, víboras, búhos y aves diversas.

“El hospital de Pequeñas Especies atiende perros, gatos y otro tipo de mascotas no convencionales. Llegan a atenderse reptiles, conejos, serpientes, pero básicamente perros y gatos”, relató Jorge Alfredo Cuéllar Ordaz, director de la FES Cuautitlán.

Aseguró que el principal objetivo de ambos hospitales es la docencia, la enseñanza a alumnos de la carrera de Veterinaria, aunque habitantes de municipios cercanos e incluso de otras entidades son beneficiados, ya que llevan a sus mascotas para atención médica.

“Hay una asistencia numerosa de alumnos para tres cosas, primero para tomar sus clases, segunda hacer su servicio social y tercero algunos de ellos elaboran su trabajo de tesis aquí”.

Agregó: “Tarde o temprano los de Veterinaria pasan por acá. Y es una de las matrículas más grandes que tenemos. Actualmente tenemos unos tres mil 200, tres mil 400 alumnos y son los de los últimos semestres, los más preparados, con más conocimiento, los que acuden aquí”, dijo.

Cuéllar Ordaz afirmó que entre ambos hospitales atienden a unos seis mil pacientes al año, la mayoría en el de Pequeñas Especies, mientras que el de Equinos a unos 500, en su gran mayoría caballos.

El pasado 26 de octubre ambos hospitales recibieron el distintivo de calidad por el Organismo Nacional de Certificación y Verificación Acuícola, Pecuaria, Agrícola, Alimentos y Bebidas Alcohólicas A. C.

Luis Jaime Osorio Chong, presidente del Instituto Nacional Veterinario, aseguró que son los primeros hospitales veterinarios de una universidad que son certificados por la calidad de sus servicios.

Ignacio Carlos Rangel Rodríguez, director del hospital de Pequeñas Especies, relató que el lugar abrió sus puertas en el 2011 y en la actualidad registra más de 15 mil expedientes, toda vez que la afluencia de pacientes es buena y no sólo delEstado de México, sino de entidades como Querétaro e Hidalgo.

“El hospital, su función básica es la docencia, pero estamos francamente comprometidos con educar a la gente para que sus mascotas estén en las mejores condiciones de salud. Yo creo que esa participación que tenemos aquí, es lo que hace que cada vez tengamos más y más clientela”, afirmó.

Agregó que el hospital de Pequeñas Especies fue diseñado para cubrir las necesidades de los estudiantes de licenciatura en Veterinaria, para que practiquen lo que aprendieron en las aulas.

Rangel Rodríguez mencionó que atienden entre 250 y 300 animales al mes, de los cuales 95 por ciento son perros y el resto gatos, aunque también otro tipo de animales.

“Cada año vamos teniendo más pacientes felinos y creo que esto también es parte del proceso de educación con los propietarios. Esperaría que en un lapso, no más de cinco años, tengamos un porcentaje muy significativo”, dijo.

Expresó que el hospital tiene capacidad para albergar 20 gatos, aunque en la actualidad los perros son los que ocupan más la hospitalización.

“Tenemos consulta general, que puede ser para cualquier tipo de pacientes y dependiendo cada caso se canaliza, tenemos prácticamente todas las especialidades que puede tener un hospital. Tenemos dermatología, cardiología, geriatría, ultrasonografía, radiografía, laboratorio de hepatología clínica”, aseguró.

Felipe Cortés Delgadillo, jefe del hospital de Equinos, detalló que la mayoría de sus pacientes son caballos y cuentan con dos quirófanos, uno de tejidos blandos y otro de ortopedia.

“Estamos recibiendo casi un caballo diario, y dentro de esos hay por cólicos, potros accidentados, entra de todo, pero la fortaleza de aquí es la cirugía”, insistió.

Dijo que los caballos pesan en promedio entre 400 y 500 kilos, pero algunos alcanzan hasta 950 kilogramos, como los percherones; la mayoría de los pacientes son caballos charros.

Detalló que “todo es como si fuera de humanos”, pero es un hospital de enseñanza que entrena a estudiantes para que aprendan clínica de caballos.

Afirmó que el costo de las cirugías es elevado, más de lo que puede costar una vaca o un becerro, en tanto que el valor de los caballos es alto y algunos cuestan hasta un millón de pesos, por lo que sus propietarios acceden a pagar las cirugías.

“Una cirugía sencilla cuesta 20 mil, 25 mil pesos hacia arriba, 50, 60, 80, dependiendo de la lesión o el grado que tengan de enfermedad. Son costos muy altos. Vale la pena hacer la cirugía a un caballo, no que salga más cara la cirugía de lo que cuesta el animal. Los bovinos son animales de producción y se valora mucho eso, si hay pocas posibilidades de que subsista no se hace la cirugía”, reiteró.

pmba

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS