Fiscalía captura en Querétaro al presunto asesino de Fanny

Fernando “N” era pareja sentimental de la víctima; tienen un hijo de seis meses; familiares afirman que el sujeto era violento con ella, además es casado
Familiares explicaron que el imputado le reclamaba a Fanny que hubiera registrado a su hijo, de entonces seis meses, sólo con los apellidos maternos (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
14/02/2018
01:09
Claudia González
Toluca, Méx.
-A +A

[email protected]

La Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) detuvo en Querétaro al presunto feminicida de Rosalinda Estephanie Morales, conocida como Fanny entre sus familiares, quien fue reportada desaparecida el 14 de diciembre de 2017 y hallada sin vida dos días después en Acambay.

El asesino fue identificado como Fernando “N”, de 25 años, ex pareja sentimental de la trabajadora del Organismo de Agua y Saneamiento de Toluca (OAyST).

Según los datos de la fiscalía fue localizado el martes en avenida Prolongación Bernardo Quintana, en la colonia San Pedro Mártir, en Querétaro.

De acuerdo con las indagatorias de la FGJEM, el 14 de diciembre de 2017 la víctima y el sujeto se encontraron en la avenida López Portillo, en la colonia San Lorenzo Tepaltitlán, en Toluca, abordaron un taxi y en un momento iniciaron una discusión que derivó en el feminicidio.

Dos días después, el 17 de diciembre, fue encontrado el cuerpo de la víctima en el kilómetro 9.5 del libramiento Acambay a la altura de la comunidad de Detiña.

Derivado del hallazgo se realizaron diversas indagatorias que permitieron establecer la probable participación del hombre en el feminicidio, por ello el Ministerio Público solicitó a un juez librar una orden de aprehensión en contra de Fernando “N”.

El sujeto fue ingresado al Centro Penitenciario y de Reinserción Social de El Oro, en donde un juez determinará su situación legal.

El fiscal Alejandro Gómez Sánchez pidió “esperar que venga la siguiente etapa la formulación de imputación, el que esta persona quiera responder en la declaración correspondiente ante la Autoridad Judicial y determinar si duplica o no el plazo constitucional para ofrecer mayores datos de prueba al respecto”, agregó.

El 14 de diciembre, Rosalinda salió de su casa, en la capital mexiquense, a las 09:00 de la mañana hacia el trabajo en donde tenía seis años prestando servicios en el área administrativa, localizado cerca de su domicilio, como cada día, su padre la dejó en la puerta del edificio público municipal en Independencia.

A las 12:00 horas pidió permiso para salir por un problema familiar; minutos antes sus compañeros la escucharon discutir por teléfono con el papá de su hijo de seis meses.

Rosy, mamá de la joven, platicó que esa tarde su hija iría a tomar café con una amiga, actividad que pocas veces llevaba a cabo pues estaba concentrada en el cuidado de su hijo.

El 19 de diciembre organizaciones sociales realizaron una manifestación en la capital mexiquense y frente a la fiscalía para exigir el esclarecimiento del feminicidio, además de los ocurridos a lo largo de 2017.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS