“En Naucalpan, el 911 no sirve ante emergencias”, acusan

Automovilistas tratan de reportar un robo, pero la llamada se triangula y se corta; despojan a conductor de su camioneta, cartera y celular en Periférico
El 13 de noviembre, varios conductores intentaron auxiliar a un automovilista que fue asaltado en el entronque de avenida Río San Joaquín y Periférico Norte, pero nunca lograron hacer la denuncia al número de emergencias. (REBECA JIMÉNEZ. EL UNIVERSAL)
15/11/2017
01:13
Rebeca Jiménez Jacinto
Naucalpan.
-A +A

[email protected]

Automovilistas sintieron la impotencia de llamar a la línea de emergencia 911 y no tener respuesta, al presenciar un asalto y robo de una camioneta en el entronque de avenida Río San Joaquín y Periférico Norte, cuando trataron de pedir auxilio para apoyar al conductor, quien fue despojado de una Odyssey, cartera y celular.

Autoridades municipales crearon una aplicación telefónica llamada C4-24 para atender emergencias de seguridad, médicas, incendios, choques y llamadas de “alerta de género”, para subsanar la triangulación de llamadas al 911, que primero se van a la Ciudad de México, después al C5 de Toluca y posteriormente llegan a Naucalpan, reconocieron.

Vecinos de diversos municipios metropolitanos del Valle de México viven la misma experiencia que los automovilistas de Naucalpan, quienes quisieron reportar un asalto al 911, toda vez que la llamada a esta línea de emergencia se triangula a la Ciudad de México; de ahí la regresan al C5 de Toluca o de Ecatepec y finalmente al municipio donde se originó la llamada de auxilio, si es que antes no se pierde la comunicación en ese trayecto.

“Íbamos circulando de la avenida Río San Joaquín a la lateral de Periférico Norte, cuando los autos de adelante se detuvieron; vimos lo que parecía una disputa entre conductores, pero nos alarmamos cuando un sujeto de barba, con gorra, de 1.75 metros de estatura aproximadamente, quien descendió de un auto tipo Focus color blanco y se acercó al conductor de una camioneta Odyssey a la que cerraron el paso, para obligar al automovilista a bajar y a entregar cartera y celular”, relató Jorge, vecino de Naucalpan.

“Fue ahí cuando nos dimos cuenta de que era un asalto y que los ladrones huyeron con la camioneta y el auto que les servía de escudo, por la calle de la derecha —llamada Plásticos— hacia la zona industrial aledaña”, en un lugar muy oscuro, relató Jorge.

Se pierde la llamada. “Al ver el incidente, varios automovilistas empezamos a marcar al número 911 y a todos se nos cortaba la llamada o simplemente no contestaron”, lamentó Jorge, también conductor.

Comentó que a las 22:50 de la noche del 13 de noviembre, varios conductores se detuvieron para auxiliar a un hombre que se quedó pasmado, sin auto, celular y sin cartera en la lateral oscura de Periférico Norte, justo al entrar al Estado de México, procedente de la Ciudad de México.

“No es posible que el 911 no responda en llamadas de emergencia”, comentó Jorge en un grupo de seguridad ciudadana al que también pidió auxilio y vecinos de la zona fueron quienes le respondieron el llamado de auxilio.

EL UNIVERSAL realizó un ejercicio y llamó a la línea de emergencia 911, estando en Periférico Norte, frente al Parque Naucalli, y la llamada se trianguló a otra ciudad y de ahí fue transferida presuntamente al municipio de Naucalpan, pero se interrumpió el enlace.

Jorge mostró a este diario las carátulas de las llamadas realizadas al 911 la noche del lunes, sin que obtuviera respuesta.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios