Ella era Lupita, la "niña de las calcetitas rojas"

La niña de aproximadamente 5 años nunca fue registrada, sufría maltrato y toda su vida estuvo "de un lado a otro”. Las tías de la menor, Luz María y Marina Medina, luchan porque la Fiscalía mexiquense las reconozca como ofendidas, para así poder buscar justicia por el asesinato de su sobrina
(FOTO: AFP)
10/01/2018
14:29
Ilse García
Ciudad de México
-A +A

Casi un año después de su asesinato, familiares y activistas dieron a conocer el rostro de la "niña de las calcetitas rojas"Lupita, quien nació el 16 de enero de 2013 y fue asesinada presuntamente por su madre y padrastro. En la fotografía, tomada unos meses antes de su asesinato, la niña luce sonriente pues estaba por vivir su último Día de Reyes. 

Al mediodía de este miércoles, dos tías de la menor ofrecieron una conferencia de prensa donde dieron a conocer más detalles sobre la niña cuyo cuerpo fue encontrado el 18 de marzo, semidesnudo en un terreno baldío, en la avenida Bordo de Xochiaca y Virgen del Camino, en el estado de México.

Luz María y Marina Medina, hermanas de Yadira, quien enfrenta actualmente un proceso por el asesinato de Lupita, contaron que su hermana no era cercana a ellas y que casi no veían a su sobrina. Marina dijo que tenía mucho tiempo sin tener contacto con ellas y que a Lupita no la había visto desde que tenía tres años de edad.

Artículo

¿Por qué mataron a la niña de las calcetitas rojas?

No avisar que quería hacer del baño le costo la vida a "Lupita", nombre real de la niña "de las calcetitas rojas"
¿Por qué mataron a la niña de las calcetitas rojas?¿Por qué mataron a la niña de las calcetitas rojas?

Luz María señala que la última vez que las vio, la niña tenía una quemadura en la cintura. Y que ella fue quien dirigió a la activista Frida Guerrera al lugar donde vivían Yadira y su pareja, Pablo, quien también fue vinculado a proceso por el asesinato de Lupita, para que investigara el caso.

En conferencia de prensa, mostraron fotografías de la menor de aproximadamente cinco años, quien nació el 16 de enero de 2013 con una partera, y a quien nunca registraron.

La activista Frida Guerrera detalló que desde que la menor nació “andaba de un lado a otro” con una familia y con otra, de momentos incluso su abuela “quería rescatarla”, al igual que su tía. Dijo que incluso un día antes de que el cuerpo de la menor fuera encontrado, la madre del padrasto de Lupita acudió al DIF para denunciar el abuso contra la menor.

lupita2.jpg
(Lupita nunca fue registrada y vivía "de un lado a otro". Foto: Alonso Romero/EL UNIVERSAL)

“La madre de este sujeto fue al DIF para hacer saber lo que estaba pasando con la niña, que la habían golpeado muy fuerte el 17 de marzo y pues el DIF no fue y el 18 de marzo la niña fue encontrada, semidesnuda, con calcetas rojas, una sudadera verde, y una cobija de ositos”, precisó.

La activista detalló también que la niña vivía en una vencidad y que incluso meses antes de su asesinato, entre diciembre de 2016 y febrero de 2017, ella vivió con otra familia con la que pasó su último Día de Reyes. En ese lugar le tomaron la fotografía que esta mañana presentaron a los medios de comunicación, con la que finalmente le dieron rostro a la niña de las “calcetitas rojas”, y donde Lupita luce peinada, sonriente y viste una sudadera rosa con negro.

Ahora, dice Guerrera, "el tema de la situación legal de la niña era difícil porque no estaba registrada. Nació con una partera, nadie era responsable legalmente de la menor".
 

Artículo

Vinculan a proceso a padres de "niña de las calcetitas rojas"

La pareja, que está internada en el penal estatal Neza Bordo desde el 24 de diciembre, enfrentará en reclusión el proceso por el delito de feminicidio
Vinculan a proceso a padres de "niña de las calcetitas rojas" Vinculan a proceso a padres de "niña de las calcetitas rojas"

Sobre Yadira, la madre de la menor, la activista detalló que se trata “desgraciadamente de un caso, como muchos que hay en este país, una chica con problemas de adicciones y que lo que menos, pareciera en ese momento, le importaba era la pequeña”. 

Además, Guerrera comentó que la madre y el padrastro se dedicaban a robar en las inmediaciones del metro Pantitlán.

Luz María, tía de Lupita, pide justicia pues dice que aunque Yadira es su hermana “tiene que pagar”. Señala que Yadira le aseguraba, siempre que preguntaba por la menor, que la niña estaba bien.

Por su parte Marina, la otra tía de la menor, explicó que ella no tenía contacto con su hermana pues crecieron separadas y que ella dejó de ver a su sobrina cuando tenía tres años.

Narró que se enteró de la muerte de la menor luego del segundo retrato que le hicieron. “La conocí cuando tenía dos años. Yo a ellas no las veía mucho”, agregó.

lupita3.jpg
(A la izquierda, Mariana y Luz María, tías de Lupita. Acompañadas de la activista Frida Guerrera y el padre Alejandro Solalinde. Foto: Alonso Romero/EL UNIVERSAL)

Marina señala que, luego de conocer que la menor había sido encontrada y no había sido identificada, fue al palacio municipal de Nezahualcóyotl a preguntar sobre el caso. Ahí, dijo, se portaron un poco groseros, porque le cuestionaron por qué no había acudido antes.

La abogada Daniela Meléndez, una de las defensoras que acompañan el caso, explicó que desde el 26 de diciembre han pedido que se les otorgué la calidad de ofendidas a las tías de la menor ante la Fiscalía Especializada de Feminicidios en el Estado de México. “Nos lo han negado, nos han puesto diferentes pretextos”. Detalló que les han dicho que ellos no pueden otorgarles esa calidad o han sugerido que hablarán con la impudata, Yadira, para decirle cómo está conformada la carpeta de investigación.

Destacó que han presentado pruebas idóneas para comprobar que son familiares y se les otorguen las prerrogativa de ley, con el objetivo de que “las ofendidas puedan buscar la verdad y la justicia”.

“Es por eso que le solicitamos al fiscal general Alejandro Jaime Gómez, que se le reconozca la personalidad a sus familiares y poderles inscribir en la Comisión Ejecutiva de Víctimas para que reciban los derechos que la Ley prevé”.

Ambas tías de Lupita coinciden en que aunque Yadira es su hermana, debe pagar por el crimen contra Lupita.

“Soy madre, no me gustaría que a mi hija le pasara lo mismo. Porque soy mujer y tengo más sobrinas y no me gustaría que sufrieran lo que ella sufrió”, dijo Luz María en conferencia.

Mientras Marina agregó: “es mi sobrina. Yo sé que es duro, está siendo muy duro para mí, a pesar de que no conviví con mi hermana mucho tiempo, es mi hermana, pero tiene que pagar, ella y él. Es lo único que quiero, que las autoridades hagan su trabajo”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS