Y Mikel Arriola critica la forma en que opera

Se compromete a analizar el contrato entre el Gobierno de la Ciudad y la firma encargada del programa de fotomultas
El asambleísta Adrián Rubalcava (izq.) acudió a darle su apoyo a Mikel Arriola (der.) en Cuajimalpa, demarcación que gobernó y que ahora representa. (CAMILA MATA. EL UNIVERSAL)
18/12/2017
02:04
Diana Villavicencio
-A +A

[email protected]

Entre banderines tricolores, trompetas y matracas gigantes de madera es como Mikel Arriola Peñalosa, aspirante al Gobierno de la Ciudad de México para 2018 arrancó su precampaña en la delegación Cuajimalpa y se comprometió a analizar el contrato de las fotomultas.

Recordó que en 2005, con el Segundo Piso del Periférico, comenzaron a operar los primeros radares y nadie consultó a los capitalinos. Así, dijo, empezaron a fortalecer un esquema que no es de prevención, sino de recaudación.

“[Me pregunto] cuál es el indicador, que nos lo digan, que ha subido más la recaudación que la baja de accidentes. Han pasado 12 años y no vemos que se haya erradicado el tema de los accidentes por el exceso de velocidad. Primero lo pone López Obrador, no consulta a nadie por los 12 mil millones de pesos que costó, después se expande el programa de las fotomultas y hoy parece que no es culpa de nadie”, recalcó Arriola.

Se preguntó por qué la empresa de las fotomultas lleva 46% de cada peso recaudado. “Es malo para el ciudadano, ¿y por qué el contrato pone piso de un mínimo de multas?”.

En lo que fue su primer discurso con militantes del Revolucionario Institucional, Arriola Peñalosa anticipó que su precampaña será crítica a las malas políticas públicas.

Por ello, arremetió contra el gobierno capitalino y también contra todo lo que tenga que ver con Andrés Manuel López Obrador.

Sobre la administración de Miguel Ángel Mancera externó que hasta ahora ha sido mala e ineficiente.

El priísta aprovechó para recordar a su adversaria de Morena, Claudia Sheinbaum, de “intentar presumir que quitará las fotomultas” de llegar a la jefatura de Gobierno, cuando su jefe Andrés Manuel López Obrador fue quien las implementó.

Arriola Peñalosa no se comprometió a quitar estas sanciones, pero sí a revisar el contrato.

“Estamos hartos de que no se gobierne bien, de que los servicios no lleguen a los capitalinos”, recalcó.

Ante el tumulto de gente que quería saludarlo, optó por subirse a una silla y saludar a los asistentes.

Arriola inició su precampaña sin la presencia de grandes liderazgos, sólo del ex secretario de Salud, José Antonio González Fernández, y el ex gobernador de Hidalgo, Francisco Herrera, lo acompañaron, pues aclaró que este ejercicio proselitista es para lograr la candidatura.

Todos son bienvenidos, dijo, pero cada quien tiene su responsabilidad y cada quien está en lo suyo, en clara alusión a que el ex gobernador Eruviel Ávila no lo acompañó al arranque de la precampaña.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS