Vecinos rechazan obra que afectaría a CU

Afirman que agravará problemas de tránsito, además de servicios; empresa afirma que tiene todos los permisos para la construcción
La excavación para los siete niveles de estacionamiento se encuentra casi lista, por lo que se espera que a finales de marzo se inicie la cimentación de la estructura. (ARIEL OJEDA. EL UNIVERSAL)
04/02/2018
01:00
Pedro Villa y Caña
-A +A

[email protected]

Ante la demanda que promovió la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) contra las autoridades por la autorización de un proyecto de 600 departamentos que ponen en riesgo la Declaratoria de Patrimonio Cultural de la Humanidad a Ciudad Universitaria (CU), vecinos alertaron que la obra agravará los problemas de tránsito y falta de servicios de agua y drenaje que se registran en la zona de Copilco, en Coyoacán.

Habitantes del área que integraron la organización Comunidad Vecinal Copilco Universidad rechazaron este proyecto, porque afirmaron que la zona no permite la construcción de más complejos habitacionales, puesto que desde hace casi 20 años en el lugar no hay un control en las construcciones, lo que ha afectado la calidad de vida de los colonos.

“Tenemos un caos de tráfico, con el Be Grand y con todos los complejos habitacionales que se están construyendo será el colapso total. No hay condiciones para que frente a la UNAM se construyan 600 departamentos. Las personas no podrán salir de sus edificios porque no hay vías que puedan desfogar esta situación”, indicaron los inconformes.

El miércoles 31 de enero, el Consejo Universitario, que es el máximo órgano de gobierno de la UNAM, exigió a los diferentes niveles de gobierno y a autoridades impedir la construcción de dos torres de departamentos porque ponen en riesgo la declaratoria de CU.

En entrevista con El UNIVERSAL, Renzo Marcello Buja Garduño, representante de la empresa Be Grand, informó que se sigue con la construcción porque se tienen todos los permisos necesarios para la edificación de este desarrollo inmobiliario y además, explicó, la demanda de la máxima casa de estudios del país no es contra Be Grand, sino contra las autoridades que otorgaron los permisos de construcción. 

“Tenemos todos los permisos, todos los estudios de impacto ambiental y de agua. Tenemos todo y ellos, la UNAM, se va contra el Gobierno local, la delegación, contra todos lo que dan los permisos porque están diciendo que le vamos a obstruir la vista y dañar  el  patrimonio. La UNAM tiene bastante peso, pero el desarrollo sigue y la obra porque nosotros no estamos demandados”, dijo. 

Posibles modificaciones. Sin embargo, indicó que habría posibilidades de que se suspenda o se modifique el proyecto original debido a la demanda que interpuso la Oficina de la Abogada General de la UNAM, como lo informó este miércoles Enrique Graue Wiechers, rector de la Universidad Nacional, en sesión del Consejo Universitario.

“¿Qué va a pasar? No te lo puedo asegurar, a lo mejor se suspende el proyecto, puede que sí, puede existir ese riesgo. Otro es que en vez de 20 niveles, sean 10 o 15. Aquí buscamos ser lo más  claros y objetivos, pero la demanda no es contra Be Grand porque con los documentos puntuales, el proyecto se aprobó”, comentó.

El representante de la constructora indicó que hasta la fecha ninguna autoridad universitaria se ha acercado a ellos, y señaló que en este momento la excavación para los siete niveles de estacionamiento se encuentra casi en su totalidad, por lo que se espera que a finales de marzo se inicie la cimentación de la estructura para que la primer torre de 20 niveles esté lista para ser habitada en diciembre de 2020.

Mientras que la segunda torre, de 24 niveles, estaría concluida en junio de 2021, explicó.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS