"Un radioaficionado siempre trabaja durante emergencias"

Guillermo Sánchez, abogado de profesión, opera la señal desde el C5 de la CDMX
El jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera (al centro), en las instalaciones del C5, en la delegación Venustiano Carranza, donde hay radios con diferentes frecuencias (ESPECIAL)
13/09/2017
01:12
Sandra Hernández
-A +A

m[email protected]

Guillermo Sánchez Ramón es un radioaficionado. Actualmente hace pruebas y opera Radio Conago desde el C5 de la Ciudad de México.

Desde los 14 años se interesó por el mundo de la radio, sobre todo cuando sus mentores le contaron historias sobre el contacto directo que habían tenido con personas en otros países, barcos, aeronaves, astronautas, e incluso con presidentes. Llamó su atención por los relatos de sus instructores, quienes se comunicaron con otras entidades cuando sucedió el sismo de 1985 en la Ciudad de México.

De profesión abogado, Sánchez Ramón afirmó que su vocación es ayudar a la gente: “Empecé con un radio de banda civil, que es con lo que todos empezamos, y sirve para comunicarnos con otras personas, pero ya cuando vas estudiando y ves que tus mensajes salen a otros países, pues uno se emociona mucho

“En ese momento nada más es hablar, pero cuando ves todo lo que puedes hacer con el radio, que puedes ayudar, que puedes estar enlazando en caso de situaciones de emergencia, desastre, te emocionas mucho y es muy bonito”.

En la comunidad de radioaficionados, afirmó, se encuentra de todo, desde ingenieros hasta médicos y arquitectos que tienen en común el hobby de la radio. Sin embargo, para obtener una licencia de parte del Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel) deben demostrar conocimientos en electrónica básica y legislación para el correcto uso de las frecuencias.

De los 18 radios que tiene, su primer aparato, un Yaesu FT11R, es su favorito. Se lo regaló su padre cuando tenía 14 años.

Su pasión lo llevó a conocer el mundo de las frecuencias, las cuales “son cada vez más y más”; y también aprendió a hacer antenas y a escuchar la radio sin necesidad de baterías.

“Un radioaficionado nunca se va a quedar sin comunicación en una situación de emergencia, aunque tu radio se quede sin batería sabes cómo hacer, no se trata de improvisar, sino de trabajar para que no te quedes incomunicado, como utilizar la batería de un vehículo o hacer una antena”, comenta.

Para un radioaficionado, el control de los mensajes es muy importante, cada que realizan una transmisión integran una bitácora en la que anotan con quién se comunicaron y en qué estado se ubica, pues cada año están obligados a entregar un informe al Ifetel.

Durante el sismo del 7 de septiembre pasado, Guillermo Sánchez realizó transmisiones con radioaficionados de Oaxaca para conocer el estado en el que se encontraba la entidad.

“Siempre vas a encontrar un radioaficionado que va a estar pendiente en la red, 24 horas va a estar trabajando en las condiciones que sean; sobre todo ahorita en el tema de lluvia, con los huracanes, en un sismo o emergencia mayor, siempre van a estar trabajando”, dice.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS