Radio Conago. Reporte fiel del sismo de 8.2

A través de la frecuencia de este medio de comunicación los oaxaqueños pudieron reportar a autoridades lo que pasaba en su estado durante el temblor del 7 de septiembre
Este sistema de comunicación lo busca implementar la Conferencia Nacional de Gobernadores en todo el país para mantener la comunicación en casos de emergencias y/o desastres naturales, y que actualmente opera en la Ciudad de México (FOTOS: ESPECIAL)
13/09/2017
01:11
Sandra Hernández
-A +A

Eran las 23:49 horas del jueves 7 de septiembre, cuando un movimiento telúrico cimbró la Ciudad de México; el temblor de 8.2 grados Richter provocó cortes de electricidad en más de 100 colonias de la capital y fallas en las telecomunicaciones. Sin embargo, desde el Centro de Comando (C5) del gobierno local se captó, a través de una radiofrecuencia de aficionados, a una persona desde Salina Cruz, Oaxaca, quien notificó que el municipio de Juchitán estaba devastado; incluso informó del deceso de dos personas.

Previamente, este operador había recibido un reporte de otro radioaficionado de Juchitán, quien detalló que el Palacio Municipal y viviendas estaban destrozados.

Enseguida, el C5 se puso en contacto con la Secretaría de Gobernación (Segob) para informar sobre la tragedia.

Además de Oaxaca, el gobierno capitalino, a través del Centro de Comando, recibió mensajes radiofónicos directos de Chihuahua y Los Ángeles, quienes preguntaron cómo podían ayudar a la capital.

Radio Conago es la plataforma que busca implementar la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) para mantener la comunicación en casos de emergencias y/o desastres naturales, afirmó el jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera.

En entrevista con EL UNIVERSAL, el mandatario capitalino detalló que con un costo menor a 250 mil pesos, cada estado de la República puede instalar Radio Conago, que consta de un aparato radiofónico que utiliza una frecuencia HF, la cual rebota en la ionósfera —capa de la atmósfera terrestre que se extiende entre los 80 y los 500 kilómetros de altitud, aproximadamente— y ayuda a su propagación, mientras que el agua de lluvia ayuda a expandirla.

¿Cómo funcionó Radio Conago en la noche del sismo del jueves pasado?

“Radio Conago era el único sitio en el que podías tener una comunicación, por ejemplo, con los radioaficionados de Oaxaca, donde se había perdido toda la comunicación.

“En este lugar se podía escuchar a radioaficionados de Oaxaca y ellos estaban reportando en tiempo real qué era lo que estaba pasando y qué necesitaban (…). Pues aquí teníamos una vía de comunicación, estaba un compañero del gobierno federal que de aquí estaba enviando la información a las áreas de respuesta del gobierno de la República”, explicó Mancera Espinosa.

Detalló que las diferentes frecuencias que se captan desde el C5, como la banda civil, Unicom (para recibir señales directas de aviones) y radioaficionados sirven para mantener la comunicación incluso si se perdiera la comunicación celular y/o satelital.

Actualmente, Radio Conago y Radio Aficionados operan de la mano. Sin embargo, el gobierno de la Ciudad de México está a la espera de la aprobación de una licencia al Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel) para obtener su propia frecuencia, para que a través de ella se tenga contacto directo con aquellos estados de la República que instalen su módulo de Radio Conago.

El cuartel

El centro de comunicación está ubicado en las instalaciones del C5 de la Ciudad en México, en la delegación Venustiano Carranza; consta de un cuarto donde están ubicados seis cubículos, en cada uno de ellos se encuentran radios con diferentes frecuencias y computadoras para monitorear permanentemente las condiciones climáticas de la ciudad.

El cuarto posee una luz azul que inhibe la melatonina en los ojos para evitar que los operadores se duerman durante las jornadas de trabajo.

El primer cubículo está destinado a la frecuencia Unicom, mediante la cual se pueden recibir señales directas de aviones. Dichos equipos hacen un rastreo del tráfico aéreo y reciben información exacta de la procedencia, el destino y el número de pasajeros de cada vuelo.

En el siguiente cubículo se encuentra la frecuencia VHF, a través de la cual se captan señales provenientes de la Policía Federal, Cruz Roja Mexicana y el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

Enseguida se encuentra la frecuencia UHF, con la que se tiene contacto con todas las delegaciones de la Ciudad y algunos municipios del Estado de México, como Naucalpan.

La banda civil está en el cuarto cubículo. Actualmente no se ocupa, pero a través de ella se pueden captar mensajes provenientes de taxis.

Luego se encuentra Radio Aficionados, cuya frecuencia es HF de largo alcance. De acuerdo con las autoridades, se han recibido mensajes hasta de la Patagonia, en Chile.

 

Urge comunicación

El titular del C5, Idris Rodríguez, explicó que actualmente no hay manera de comunicarse permanentemente con los estados de la República, las únicas vías son teléfonos y aplicaciones móviles como WhatsApp, así como redes matra, las cuales funcionan en zonas donde hay cobertura; el problema es que son susceptibles de perderse cuando hay desastres naturales como un sismo.

“Sólo funcionan cuando hay repetidores [de señal], pero en lugares como sierras no hay manera de comunicarse. Cuando pasó el temblor, hasta por celular era difícil comunicarse, y eso que la ciudad no había sufrido una situación compleja; imagínate si hubiera habido un desastre en la Ciudad de México, no hay forma de comunicarse y hubiera afectado la operación de emergencias y cuerpos policiacos para poder atender la situación”.

En ese sentido, recalcó que las frecuencias HF tienen la ventaja de que su repetidor es la ionósfera de la Tierra, por lo que la cobertura es amplia. Además los radioaficionados pueden conectarse a la Red Nacional de Emergencias para reportar cualquier situación.

Cada radioaficionado posee una clave y una licencia ante Ifetel, mediante las cuales se garantiza que no se haga un mal uso de las frecuencias.

El único problema con esta frecuencia es que los mensajes no son encriptados, es decir, pueden ser escuchados por cualquier persona.

“La FEMA, que es la Federal Emergency Management Agency, utiliza a los radioaficionados para este tipo de desastres. En el caso de Florida y el huracán, los radioaficionados se ocupan para que transmitan lo que está pasando en sus zonas”.
 

Estados interesados

De acuerdo con el jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera, los estados de Durango, Hidalgo, Tabasco y Sinaloa han mostrado interés en implementar Radio Conago en sus espacios.

Afirmó que el gobierno de la Ciudad de México apoyaría a dichas entidades para orientarlas en su instalación.

“Se han venido haciendo pruebas desde hace algunos meses, ya se lo platicamos a los gobernadores. El secretario de Gobernación ya dio la instrucción de que se implemente. Es un regreso a lo básico de la radio, pero que no te falla nunca”, destacó.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios