Pierden empleo más de 2 mil personas por sismo del 19-S

Se ha destinado una bolsa extra de 40 mdp para apoyarlas, dice Amalia García, secretaria del Trabajo capitalina
El gobierno local entregó apoyos del programa Seguro de Desempleo, que consiste en dar 2 mil pesos mensuales por seis meses a beneficiarios. (ARIEL OJEDA. EL UNIVERSAL)
28/10/2017
03:50
Sandra Hernández
-A +A

[email protected]

Hasta el momento, más de 2 mil personas perdieron sus trabajos a causa del sismo del 19 de septiembre y requerirán el apoyo del Seguro de Desempleo, afirmó la secretaria de Trabajo y Fomento al Empleo, Amalia García.

En entrevista con EL UNIVERSAL, la funcionaria explicó que se ha destinado una bolsa adicional de 40 millones de pesos para cubrir la demanda de tarjetas de desempleo, las cuales constan de un apoyo de 2 mil pesos mensuales durante seis meses.

Este presupuesto es adicional a los 500 millones de pesos que se destina anualmente al programa Seguro de Desempleo.

García Medina especificó que tan sólo en Xochimilco hay mil personas que se quedaron sin trabajo; otras mil en el resto de la Ciudad de México, y 100 mujeres dedicadas al cuidado del hogar que también perdieron sus empleos a causa del sismo de magnitud 7.1 Hasta ayer se habían entregado 200 tarjetas.

Buscan opciones. Víctor Enrique Granados Rodríguez es un joven de 20 años, es cocinero, y antes del sismo trabajaba en un restaurante oaxaqueño en la calle San Luis Potosí, en la colonia Roma. Luego del temblor, el lugar donde trabajaba resultó gravemente afectado, por lo que se quedó sin trabajo luego de dos años y medio de laborar en ese sitio.

Él es el único sustento de su familia, se hace cargo de su hermano de 17 años, que está estudiando la preparatoria, y de su abuela, que es ama de casa.

Víctor es uno de los beneficiarios del Seguro de Desempleo. Afirma que los 2 mil pesos representarán un apoyo considerable, pues además debe aportar para pagar agua, luz, gas e internet.

Sin embargo, no se va a conformar con este apoyo. Dice que está en busca de trabajo mientras regresa con sus antiguos jefes, quienes están buscando un nuevo edificio para mudar el restaurante.

“Mis jefes hicieron una junta y nos dijeron que Protección Civil nos informa que este inmueble está inservible y va a ser difícil encontrar un nuevo local.

“Nos han dicho que es seguro el regreso a nuestros trabajos, pero nos pidieron que esperemos hasta marzo del próximo año para tener noticias del nuevo lugar”.

Pablo Constantino Pérez, de 37 años, trabajaba en un estudio de tatuajes en el edificio de Medellín que colapsó después del sismo. Él, al igual que Víctor, es el sostén de su hija de 17 años y su esposa.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS