“Perdimos la mayoría de la mercancía que vendemos”

Vecinos de Santa Martha Acatitla cerraron la Calzada Zaragoza como protesta
La mayoría de los comercios en las inmediaciones del Metro Acatitla son mueblerías que reportan pérdidas en mercancía tras la inundación (EDUARDO HERNÁNDEZ. EL UNIVERSAL)
16/06/2018
03:01
Eduardo Hernández
-A +A

[email protected]

La tromba que se registró el pasado jueves en el oriente de la Ciudad de México dejo a varias personas afectadas, y ante la situación, vecinos y comerciantes de la colonia Santa Martha Acatitla cerraron cerca de una hora la Calzada Ignacio Zaragoza, pues aseguran que no ha habido respuesta de las autoridades.

La mayoría de los comercios que hay en las inmediaciones de la estación Acatitla, de la Línea A del Sistema de Transporte Colectivo Metro, donde se registró la inundación, son mueblerías, por lo que denunciaron que mucha de su mercancía se echó a perder.

“Nos inundamos [jueves], subió el agua hasta dos metros en nuestras casas y negocios, pero ninguna autoridad vino a apoyarnos, tenemos pérdidas muy grandes, no sabemos que hacer”, dijo una comerciante.

Con piedras, muebles e incluso señalamientos de una obra pública, los vecinos bloquearon la vialidad, afectando a cientos de automovilistas que se dirigían a los municipios cercanos a la Ciudad de México, algunos se acercaron para pedir que se retiraran, pero sus súplicas no ayudaron.

“Nosotros también estamos trabajando, llevamos a la gente a sus casas y empleos, los entendemos, es necesario que venga la autoridad, pero piensen que nos afectan ahora a nosotros”, decía un conductor de transporte público a los manifestantes.

Ante la falta de organización, policías de la Secretaría de Seguridad Pública lograron liberar el paso por minutos, pero los vecinos, al ver que no arribaban las autoridades delegaciones, volvieron a cerrar.

“Ya quítense”, “mejor pónganse a trabajar, flojos”, “estorbos”, “váyanse a la delegación, aquí sólo nos afectan a nosotros”, fueron algunos de los reclamos que se hacían a los manifestantes.

“Se perdieron la mayoría de los muebles que vendemos, salas, camas. El agua llegó a los negocios porque los coches grandes estuvieron pasando sobre la avenida inundada y aventaron las olas, provocaron que las cortinas de la mayoría de los negocios se sumieran y que el agua entrara, y las autoridades no nos hicieron caso, por eso nos manifestamos”, dijo Diego Suárez, comerciante.

En la manifestación hubo jóvenes, mujeres, pero principalmente personas de la tercera edad, entre ellos el señor Carlos, quien perdió casi 100 mil pesos en mercancía, entre salas y otros muebles que tenía resguardados en su casa.

“Estamos desamparados e indefensos, no sabemos que vamos a hacer si viene lluvia como la de ayer, esperemos que ahora sí nos hagan caso, no tenemos agua porque se ensuciaron las cisternas y ahora tampoco tenemos con lo que nos mantenemos”, dijo el hombre.

Los vecinos comentaron que las inundaciones en la zona llevan más de 20 años, y cada vez son más olvidados porque en pocas ocasiones al año llega personal de la delegación Iztapalapa para desazolvar.

“Aquí esta olvidado todo, muy pocas veces llegan a desazolvar, a barrer, además se pasan los carros y tiran basura, algunos vecinos y la gente que pasa también tira basura, cómo vamos a estar bien si no nos cuidamos entre todos, debemos poner más atención y pedimos que el gobierno esté al pendiente”, dijo Ismael, vecino de la colonia Santa Martha Acatitla.

No paran las inundaciones. Otro punto donde los vecinos resultaron afectados fue la colonia Los Reyes Acaquilpan, en el municipio mexiquense de Los Reyes, a pesar de que se realizaron obras de drenaje para mitigar los riesgos de inundaciones en la zona abierta de la Línea A, en donde se invirtieron 25 millones de pesos del fondo metropolitano.

Las casas de esta zona tienen la marca de humedad en al menos metro y medio, pues cada año en temporadas de lluvias se inundaban, desde hace 20 años; la gente dice que ya estaba acostumbrada a que las aguas negras entraran en sus inmuebles, pero con las obras de drenajes que concluyeron el año pasado, esto ya no ocurría, hasta el jueves.

“No te voy a mentir, si nos han ayudado las nuevas tuberías, pero era mucha agua y sabemos que también es imposible, se necesitan más obras, pero ahora no se inundaron tanto las vías y además el agua sólo trae lodo, antes venía muy aceitosa”, comentó Leonel Primavera, vecino de la calle Ferrocarril.

Tras la lluvia, esa zona se inundó provocando la suspensión de cinco estaciones de la Línea A del Metro, pero por la noche en coordinación con Grupo Tláloc de la Comisión del Agua del Estado de México (CAEM) y personal de mantenimiento del Metro, realizaron trabajos de drenado y en la mañana, los afectados sólo tuvieron que limpiar el lodo que quedó en los interiores de sus casas.

“Esto lleva años, ya tenemos cuidados cuando son épocas de lluvia, pueden ver las paredes que están verdes de la humedad, sabemos que este problema no se arregla de la noche a la mañana, pero ya hicieron un poco”, dijo una vecina afectada.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS





Documento sin título

 
cupon lenovo CUPÓN LENOVO
codigos uber

CODIGOS UBER

cupon norton

CUPÓN NORTON

despegar ofertas

DESPEGAR OFERTAS

cupon hoteles.com

CUPÓN HOTELES.COM

cupones linio

CUPONES LINIO