“Ojalá no lleguemos a cancelar ecoplanta”

Invitamos a los candidatos a conocer el proyecto ecológico; “No tememos que otro partido llegue al Gobierno de la CDMX”
Federico Casares Directivo de Veolia México (BERENICE FREGOSO. EL UNIVERSAL)
18/04/2018
02:52
Sandra Hernández
-A +A

[email protected]

Quien pretenda cancelar la construcción de la Planta Termovalorizadora, cuya inversión es de 11 mil millones de pesos, es porque no conoce el proyecto, afirmó Federico Casares, director de Desarrollo de Negocios y Relaciones Institucionales de Veolia México.

A poco más de dos meses de las elecciones en la capital, y a ocho del cambio de gobierno, los directivos de la empresa francesa Veolia, que construirá la ecoplanta El Sarape, que gestionará 4 mil 500 toneladas de residuos sólidos, afirman no tener miedo en caso de que otro partido diferente al PRD llegue a la jefatura de Gobierno.

En sus oficinas, ubicadas en la zona de Polanco, Federico Casares reconoce que el proyecto ha sido objeto de críticas y dudas, sin embargo, después de detallar el plan, ningún actor o partido político ha vuelto a externar su preocupación, ni siquiera Morena.

Sin embargo, en días recientes la abanderada de ese partido a la jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, aseguró que cancelará el proyecto de la ecoplanta por considerarlo poco funcional y un negocio.

“Respetamos la opinión de la candidata Sheinbaum al igual que todos los candidatos al puesto de jefe de Gobierno y todos los grupos que se han pronunciado con distintos argumentos respecto al proyecto, pero nosotros ya tenemos un contrato, y esperamos, como lo hemos hecho siempre, la oportunidad de presentárselo porque en muchos de los casos hemos encontrado un desconocimiento del proyecto”, señaló el directivo.

¿Se han acercado con la candidata Claudia Sheinbaum para explicarle el proyecto?, ¿ella los ha buscado directamente?

No, de parte de Veolia, no. No con la candidata Sheinbaum. En estos foros en la Asamblea Legislativa, en la reunión pública de información que tuvimos el año pasado hubo gente de Morena, pero no particularmente con Claudia Sheinbaum

¿Cuánto costaría cancelar el proyecto de la planta?

Esperamos no llegar a ese extremo, pero el contrato prevé penalidades tanto al consorcio integrado por Veolia como para el Gobierno de la Ciudad de México. En este momento estamos en la parte del cierre financiero, por eso razón no podemos revelar la información económica.

Lo que puedo decir es que sí hay penalidades balanceadas tanto para el consorcio como para el Gobierno Capitalino dependiendo de a quién sea imputable las terminación.

¿Hay miedo de parte de Veolia con el cambio de administración?

No, miedo no, no tenemos ningún temor porque tenemos más de 25 años en el país. Hemos visto varios cambios de administración y de partidos. Los cambios de gobierno son un proceso natural de toda democracia, somos respetuosos de los partidos, de los candidatos que en su momento son elegidos, y siempre buscamos esta apertura de tener estos acercamientos.

En el caso particular de la Ciudad de México, ya tenemos proporcionando diferentes servicios, por ejemplo, operamos una parte del sistema de gestión comercial de agua para el Sistema de Aguas de la Ciudad (Sacmex) desde hace 20 años, y de hecho ese fue un esquema cuando Andrés Manuel López Obrador fue el jefe de Gobierno del Distrito Federal, estamos en la mejor voluntad de cooperar con las autoridades.

¿En qué etapa está el proyecto?, ¿hay algún retraso?

No hay ningún retraso. Un vez firmado el contrato, que fue en mayo 2017, hay periodos de extensión de seis meses para concluir determinados estudios como la Manifestación de Impacto Ambiental, la cual se otorgó favorable por parte de la Semarnat, y una serie de estudios para el tema de la generación de energía eléctrica, y de impacto social.

Actualmente estamos en el cierre financiero, hay que revisar con bastante detenimiento porque el contrato que firmó el Gobierno de la Ciudad de México es en pesos, y una buena parte de la inversión en equipamiento y todo lo que tiene que ver con tecnología es inversión en dólares.

Los bancos y fondos de inversión nacionales e internacionales nos van a financiar con sus propias monedas, llámese euros o dólares, algunos en pesos de bancos nacionales. Por eso es la complejidad del cierre financiero, hay que negociar todos los términos y condiciones porque el plazo del financiamiento es de tres años de construcción y 30 años de operación.

¿En qué se han empezado a invertir los 11 mil millones de pesos?

Hemos dedicado un buen presupuesto en ingeniería, en estudios hidrológicos del sitio porque como sabemos el Bordo Poniente fue un lago, y las características del suelo hacen que tengamos que hacer una cimentación especial. Es un terreno muy grande, son más de 700 hectáreas, la planta ocupará con áreas verdes y oficinas, alrededor de 10 hectáreas, de esas es donde se hicieron los estudios geológicos para determinar las características del suelo y en función de ello ajustar el diseño de la obra.

¿Para cuándo veremos trabajadores en la zona?

Una vez que ocurra el cierre financiero hay todo un proceso que está normado para el inicio de obra, para iniciar el programa oficial calendarizado de todas las obras que se van a realizar, estimamos que en el transcurso del tercer trimestre de este año, entre agosto y septiembre empezaríamos las primeras obras físicas en el terreno.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS