Ni cargos con AMLO ni en Morena: Monreal

Reabrirá su despacho jurídico y retomará la academia, afirma el delegado
Ricardo Monreal acota que ayudará, a lo mejor por fuera, a Andrés Manuel López Obrador a que sea Presidente, para evitar la restauración del viejo régimen. (ESPECIAL)
29/11/2017
01:05
Diana Villavicencio
-A +A

[email protected]

El delegado en Cuauhtémoc, Ricardo Monreal, ya definió su futuro político. “Ni cargos en el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador ni puestos en el partido [Morena], me queda la vida privada y eso sí es formal”, dijo.

En entrevista, al entregar el proyecto de presupuesto para la Cuauhtémoc a la Asamblea Legislativa, aclaró que de todos modos seguirá apoyando al líder nacional de Morena, aunque no definió si se queda o no a concluir su administración.

“Me queda una sola alternativa, reabrir mi despacho jurídico, reabrir mi cátedra en la universidad y leer, escribir y dormir mucho, no por cansancio”, comentó el morenista.

Aclaró que ayudará, a lo mejor por fuera, a López Obrador a que sea Presidente de la República, para evitar la restauración del viejo régimen.

“En política nunca se deben de decir verdades totales por eso digo que depende de las circunstancias. Vengo a la Asamblea a pelear el presupuesto, si yo fuera irresponsable diría que lo peleé el que venga, pero no, hasta el último día de mi gestión estoy trabajando en la delegación”, señaló.

Sostuvo que en la Cuauhtémoc son muchas las necesidades y no es momento de distracciones: “Nunca he mentido a los ciudadanos, si recuerdan los discursos cuando fui candidato a jefe delegacional yo decía que no me quedaría los tres años al frente y que era probable que buscara alguna responsabilidad pública para seguir ayudando a la Ciudad y a la delegación. Sigo pensando lo mismo, no he cambiado de opinión”.

El delegado también opinó sobre el destape de José Antonio Meade como aspirante a la presidencia de la República para 2018.

“En la práctica se presentarán dos proyectos: el nacionalismo contra el proyecto neoliberal y la tecnocracia con lo que ellos llaman peyorativamente populismo”, explicó.

Monreal dijo que el PRI volvió a las suyas, la unción de un candidato a ocho columnas, en radio y televisión, abocada a Meade: “[La pregunta es] ¿de qué lado estarán los ciudadanos?, ¿de la restauración del régimen caduco, podrido o de un proyecto innovador y fresco? Ese es el tema de fondo y esto me mueve mucho a ayudar”.

Opinó que aunque no se debe minimizar, la disputa hacia 2018 será Morena-PRI, porque el Frente Ciudadano por México está inmerso en una situación preocupante al interior.

Monreal pronosticó una contienda cerrada, como nunca se ha visto, donde la guerra sucia será la que predomine el desgaste.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS