Marihuana, el principal negocio en la zona de Tepito

En los últimos dos meses la Procuraduría General de Justicia ha decomisado 200 kilos en diversos operativos
Zona asegurada. La Secretaría de Seguridad Pública de la CDMX implementó el operativo “Blindaje Tepito”, para reforzar la seguridad en la zona (ESPECIAL)
22/05/2018
03:20
David Fuentes
-A +A

[email protected]

En dos meses, los operativos implementados en Tepito, han decomisado casi 200 kilos de marihuana, esta hierva es la que más se consume y la que más se vende por esas calles, los clientes ya saben a qué lugar acudir, cuál vecindad es la segura y, sobre todo, donde encontrar “el mejor producto” que se promociona en lonas, panfletos, de boca en boca, y ahora, a través de menajes en Whatsapp.

El trabajo de rastreo e inteligencia que ha hecho la procuraduría, coordinado con cámaras de vigilancia del C-5 de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP-CDMX), logró ubicar por lo menos 12 vecindades en las que se vendemarighana, en algunos lugares, incluso, habilitaron terrazas para que los clientes prueben la “nueva”.

Los dealers mantienen la hierva para su exhibición en vitroleros, en estantes, y los más sofisticados, en vitrinas. En otras vecindades se vende los cigarros ya listos para fumar. A raíz de las detenciones que se han realizado como parte del operativo “Blindaje Tepito”, las autoridades establecieron que el negocio es familiar, es decir, abuelas, madres, hermanas, nueras, cuñadas y suegras son las encargadas de la venta.

Mientras que los hijos, primos, sobrinos, hermanos y cuñados, son los encargados de distribución en las calles, “promover” la mercancía y vigilar que nadie invada su territorio. Las detenciones han establecido que sólo en la calle Jesús Carranza, existen cinco vecindades dedicado a esto, sobre el Eje-1 hay cuatro, en la calle Peñón dos, y cuatro en Peña y Peña.

Estos son los puntos más conocidos y donde, con frecuencia, la policía ingresa en los operativos que realiza y siempre encuentra droga. Las otras vecindades son vigiladas y monitoreadas por las autoridades, son una suerte de “segundo frente”, pues cuando las que están ubicadas en Jesús Carranza, Eje-1 o la calle Peñón son descubiertas, las segundas entran en acción.

A la par que son vigiladas, también se supervisa la activad de los agentes de la procuraduría capitalina y de Seguridad Pública, pues se cree que elementos de ambas corporaciones cobran una renta a los encargados de los puntos de venta, para que “no los molesten”, tal como lo exhibió EL UNIVERSAL la semana pasada en una domicilio ubicado, precisamente sobre Jesús Carranza.

Este negocio es el principal generador de violencia en el Barrio Bravo, debido a los ajustes de cuentas. La mayoría de las víctimas corresponden a familias encargadas de administrar estos negocios, y según las investigaciones, a “sangre y fuego” defiende su territorio. La ultima detención de este tipo fue el viernes pasado, cuatro sujetos que intentaron ejecutar a su rival fueron detenidos, en la misma zona y por el mismo motivo.

Mantente al día con el boletín de El Universal