Se encuentra usted aquí

Le ponen parque al Viaducto

El jardín, que tuvo una inversión de 90 mdp, estará listo el primer trimestre de este año
El director de la Agencia de Gestión Urbana de la Ciudad de México, Jaime Slomianski Aguilar, reveló que la idea de realizar este proyecto surgió de peticiones ciudadanas (Fotos: CARLOS ARANDA)
23/01/2018
03:30
Eduardo Hernández
Ciudad de México
-A +A

[email protected]

El parque lineal Ecoducto Río de la Piedad de la Ciudad de México, tiene la intención de ser un pulmón para la capital por los más de 50 mil ejemplares de plantas que se colocaron en la zona, pero también se espera que sea un proyecto sustentable, debido a que se filtrará el agua del drenaje y se utilizará para regar la flora.

El mes pasado el jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera, presentó el proyecto en el que se invirtieron aproximadamente 90 millones de pesos y se planea que esté listo antes de que concluya el primer trimestre de este año, por lo que la Agencia de Gestión Urbana (AGU) trabaja a marchas forzadas, no obstante, el pasado 7 de diciembre se abrió al público.

“El jefe de gobierno dio la orden para que en este camellón, en el tramo de la calle Unión y la avenida Monterrey, se realizara un parque con una vocación peatonal; hace muchos años aquí era el Río de la Piedad y después se depositó el drenaje de esta zona de la ciudad que viene del poniente hasta el oriente, en los setenta se entubó y desde esa década no se había realizado ninguna obra en ese punto”, explicó el titular de la AGU, Jaime Slomianski Aguilar.
viaducto_parque_ecologico_1.jpg

Un espacio sustentable

En entrevista con EL UNIVERSAL, el funcionario capitalino destacó que actualmente especialistas trabajan en la obtención de agua del drenaje al que se le dará un tratamiento especial y servirá para resolver el riego de la vegetación de la zona.

“Se están instalando bombas en la parte poniente del parque, se va a tratar esta agua y luego, con esa misma se van a alimentar los jardines que colocamos a lo largo de 4 mil 800 metros cuadrados”, aseguró Slomianski Aguilar.

Alejandro Federico Alba Martínez, biólogo de la UAM Iztapalapa y quién ha participado en la construcción de este proyecto, detalló que la extracción de agua se hará por medio de unas bombas de bajo caballaje y se realizará un tratamiento parecido al de la digestión para dividir y separar la materia contaminante, posteriormente se filtrará y por medio de humedales artificiales se mejorará la calidad del agua.

“En este caso la sacamos y comenzamos a realizar un tratamiento anaerobio, es como una digestión, que divide y separa la materia que está contaminando el agua. Después va a haber un proceso de filtración y remoción de materia orgánica y se utilizan los humedales artificiales, que es un ecosistema natural, para ayudar a mejorar la calidad del agua a través de su sistema de tratamiento”, explicó el especialista.

Jaime Slomianski refirió que se realizó un estudio con el Sistema de Aguas de la Ciudad de México para calcular que la tubería no se ponga en riesgo con la instalación de este parque lineal.

“El estudio a la bóveda que contiene el drenaje de esta zona de la ciudad garantiza que no habrá ningún daño; es segura toda la intervención de guarniciones, la parte de las bancas, los elementos de alumbrado, la iluminación artística en las noches, todo el proyecto que tiene que ver con el agua tratada del propio drenaje y los propios humedales”, expuso.
viaducto_parque_ecologico.jpg

Parque beneficia a más de 300 mil

Este parque tiene una longitud de 1.6 kilómetros y cuenta con 110 bancas, 15 techumbres para resguardarse del sol, 186 luminarias, así como 48 conexiones USB, se tiene estimado que 300 mil personas sean las beneficiadas principalmente de las colonias Escandón, Nápoles, Narvarte, Del Valle y Roma.

De acuerdo con la AGU, el espacio cuenta con 4 mil 800 metros cuadrados de vegetación y 50 mil ejemplares de plantas, con lo que se busca reducir las toneladas de carbono que se emiten a la atmósfera por causa de los vehículos.

“Se sembraron diferentes plantas, fundamentalmente las que encontramos en Xochimilco y elegimos algunas de otros estados, con esto empezamos a generar elementos vivos de la naturaleza; en todo el parque estaremos captando aproximadamente 50 toneladas de bióxido de carbono al año, generadas por los autos y las convertiremos en oxígeno”, dijo.

El Ecoducto se compondrá de cuatro secciones: las dos primeras con una longitud de 825 metros; en la primera, de la calle Unión a Insurgentes, se instalará un sistema de tratamiento a base de humedales artificiales y 8 biodigestores, que se encargarán de dar tratamiento a las aguas negras entubadas en el Viaducto Río de la Piedad.

En la segunda, de Insurgentes a Patricio Sanz, se pulirá la calidad del agua, a través de humedales artificiales y jardines pluviales, que abastecerán al resto del parque, estos humedales artificiales removerán los principales contaminantes que se encuentran en las aguas residuales: materia carbonosa, microorganismos patógenos, nutrientes, sólidos suspendidos y metales pesados.

“Las siguientes dos secciones, de Patricio Sanz a Medellín y de Medellín a Monterrey, tendrán una longitud de 775 metros cuadrados, que serán parte de una segunda fase y habrá un concurso para la construcción de un pabellón cultural y educativo, un museo de plantas acuáticas sostenidas por humedales artificiales de flujo superficial, un sistema de chinampas y un jardín de bajo consumo hídrico”, comentó Slomianski.
ecoducto_jaime_slomianski_55171112.jpg

Un lugar seguro

De acuerdo con el titular de la AGU, este proyecto surgió ante la solicitud de algunos vecinos y organizaciones sociales quienes pedían una zona verde y que se recuperará este camellón, por lo que se generó un mesa de trabajo en donde participaron gobierno, vecinos, organizaciones sociales y especialistas de la UAM Iztapalapa.

“Algunos vecinos se brincaban con sus mascotas en el tramo del camellón central de viaducto, a la altura de Insurgentes y Monterrey, a caminar, era una situación de inseguridad porque no había barandales que resguardaran a las personas de algún accidente o una caída hacia los carriles centrales; y también algunas organizaciones de la sociedad civil hicieron reuniones solicitándole al gobierno de la ciudad que rescatara este espacio para hacerlo un área de acceso para los propios vecinos y visitantes”, explicó Slomianski Aguilar.
viaducto_parque_ecologico_2.jpg

Destacó que con la intervención que se realizó a este camellón, ahora la gente podrá caminar, correr y pasear a sus mascotas de forma segura, pues además de estar iluminado todo el tiempo habrá policías que recorrerán el parque en bicicleta, además en los cuatro accesos, en las avenidas Insurgentes, Patricio Sanz, Medellín y Monterrey. Asimismo refirió que tendrá un tiempo de vida útil por encima de los 25 años y posee facilidad de operación.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS