Incumplen con rehabilitación del Barrio Chino en la CDMX

Autoridad de Espacio Público promete terminar la obra a fin de mes; comerciantes de la zona acusan que sus ventas cayeron entre 60 y 80%
El titular de la AEP, Roberto Remes, reveló que las labores de rehabilitación en la zona ascienden a 85 millones de pesos; falta colocar un paifang o puerta china en las calles de Juárez y Dolores para atraer a más visitantes (JUAN CARLOS REYES)
11/01/2018
03:40
Gerardo Suárez
-A +A

[email protected]

Aunque las obras estaban previstas para concluir el 28 de diciembre, la rehabilitación del Barrio Chino en el Centro Histórico continúa y tiene desesperados a comerciantes de calles como Dolores e Independencia, quienes reportaron pérdidas de 60 a 80% en sus ventas desde septiembre pasado cuando iniciaron los trabajos.

En un recorrido por el perímetro de los trabajos, se observó que está tapiada la plaza Santos Degollado, donde se encuentra una puerta china, también sigue la elaboración de banquetas en calles como Independencia; en Dolores se alistan detalles; sin embargo, hay cascajo que complica el paso de peatones en los cruces con Juárez y Artículo 123.

Roberto Remes, titular de la Autoridad del Espacio Público (AEP), aseguró que las obras quedarán listas este mismo mes con el fin de celebrar el Año Nuevo Chino, que se conmemorará a mediados de febrero.

Locatarios exigen celeridad. Comerciantes establecidos recordaron que la rehabilitación del Barrio Chino empezó en septiembre y tuvo atrasos a partir del sismo del 19-S. Desde entonces sus ventas cayeron entre 60 y 80% según refirieron, además de las molestias de ruido y polvo.

“Las ventas bajaron hasta 70% y fue más crítico a partir de que ocurrió el temblor, mientras sobrevivimos con el agua hasta el cuello”, señaló Angélica Monroy, encargada de un restaurante de la calle Dolores.

Juan Manuel Gutiérrez, quien tiene una taquería sobre esa misma calle cuestionó que parte del atraso en la obra se ha debido a errores y ejemplificó que frente a su negocio los trabajadores tuvieron que romper la banqueta recién hecha para introducir tuberías que habían olvidado.

“Ha sido garrafal, bajó 80% nuestra venta, que terminen lo más pronto posible, porque las rentas no perdonan”, exigió el comerciante, quien refirió que la renta mensual de su local es de 9 mil 500 pesos.

En un recorrido por la zona de obras, los reclamos continuaron. Sobre Independencia, donde aún se elaboran las nuevas banquetas, otro comerciante establecido y con enojo responde “¡de la chingada!” al preguntarle cómo le ha ido en su trabajo ante los trabajos a cargo de la Autoridad del Espacio Público.

Más adelante, Jorge Armando Jaramillo, otro locatario afectado, exige celeridad a la rehabilitación del Barrio Chino, además de pedir que se corrijan los detalles de la entrada a su negocio, pues hay huecos de la vía pública sin arreglar.

“Así como van las obras, no creo que terminen a tiempo”, dice al referir que el objetivo de los contratistas es terminar previo a la celebración del Año Nuevo Chino a mediados de febrero próximo.

Prometen terminar este mes. Roberto Remes, titular de la AEP, informó que la remodelación del Barrio Chino asciende a 85 millones de pesos y dijo que las obras concluirán en este mismo mes. Añadió que tienen que esperar para la colocación de un paifang o puerta china en Juárez y Dolores para atraer más visitantes.

“No ha sesionado la Comisión de Obras y Monumentos Artísticos en el Espacio Público (COMAEP) desde el temblor. Para el Barrio Chino vamos a meter un “CDMX” en chino, la puerta luna y el paifang y vamos a mover unos leones de mármol, nos tiene que autorizar el COMAEP”, dijo.

Sostuvo que con las obras se rescatará una zona que quedó abandonada desde el sismo de 1985 y previó que este año se arreglen otras calles.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios