Fundación ofrece prótesis para Yael, el niño que perdió la mano en el metro

Familia del menor sólo pagaría el traslado a Sinaloa; esperan que sane muñón del niño para iniciar tratamiento
Tras perder una mano en la escalera eléctrica de la estación del metro Tacubaya, Markoptic busca mejorar la calidad de vida del menor. (ARCHIVO. EL UNIVERSAL)
27/08/2017
04:20
Ana Herrera
-A +A

[email protected]

La calidad de vida de Yael podría mejorar gracias a la fundación Markoptic, que busca donarle una prótesis para reemplazar la mano que perdió tras ser prensada por una escalera eléctrica de la estación Tacubaya, de la Línea 7 del Metro.

La organización de Sinaloa, creada para tratar el glaucoma, enfermedad que padece su fundador Manuel Gallardo Inzunza, se ofreció a pagar el aparato con el que el niño podría retomar su vida.

“El único costo que se tendría que cubrir es el traslado de la familia a Sinaloa o los viáticos de dos ingenieros que tendrán que viajar a la Ciudad de México”, dijo Rodolfo Acosta, coordinador general del Departamento de Desarrollo Institucional de la fundación Markoptic.

Acosta explicó, en entrevista con EL UNIVERSAL, que ésta es la primera ocasión que fabricarán una prótesis de mano, pues siempre habían trabajado con brazos completos, pero al enterarse del caso de Yael les interesó ayudarlo.

“Ésta es la primera vez que vamos a fabricar manos, pero ya lo investigamos y al parecer sí es apta [la prótesis] para crearla… Ésta es la primera vez que donamos una mano”, aseguró Rodolfo Acosta.

El niño de 5 años recibiría, en primera instancia, una prótesis mecánica, la cual sólo abre y cierra; pero a la edad de 16 o 17 años, la misma fundación le proporcionaría una nueva, pero ahora robótica, cuyas funciones son: abrir, cerrar y hacer pinzas, con lo que Yael podrá tomar objetos y hasta escribir.

Acosta mencionó que las prótesis, cuyo costo es de 3 mil 200 pesos para la mecánica y de 22 mil 302 en la robótica, son muy resistentes debido a que están hechas con un material llamado PLA e impresas con tecnología 3D, por lo que su mantenimiento dependerá de los cuidados y uso que le dé el beneficiado.

Una vez que el muñón de Yael cicatrice, lo que podría ser dentro de seis meses, Markoptic iniciaría el proceso de elaboración de la prótesis y posteriormente, el menor tendría que aprender a usarla en un lapso de dos a cinco días, ya sea en Sinaloa o en la Ciudad de México.

Cuando ya tenga el aparato, la fundación Manitas Unidas I.A.P. dará el seguimiento al caso de Yael, incluso podría brindarle apoyo sicológico si así lo necesita.

Los especialistas que atienden a Yael aseguran que en un futuro podría usar una prótesis, pero tiene que cicatrizar la extremidad y tener los cuidados suficientes en el muñón. Aseguraron que no se pudo reconstruir la mano o unir los tendones por el corte de la muñeca.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS