Esperan arribo de 700 personas a CDMX por Caravana Migrante

Este lunes habrá una reunión entre los inmigrantes y el Senado, donde se planteará el incremento del presupuesto a la Coordinación de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados
08/04/2018
20:18
Teresa Moreno
-A +A

Para mañana se espera la llegada de cuando menos 700 personas más que se sumen a los 200 inmigrantes de origen centroamericano que participan en las actividades del Viacrucis Migrante en la Ciudad de México.

Aunque no habrá un viaje organizado desde aquí a la frontera con Estados Unidos, las asociaciones que acompañan la caravana migrante esperarán a los inmigrantes en Tijuana, Baja California, para ofrecerles apoyo y auxiliarlos, dijo Irineo Mujica, director de Pueblo sin Fronteras, organizadora de la caravana.

Habrá una revaloración de las acciones de la caravana puesto que, ante la situación actual con el gobierno de Estados Unidos, es posible que más personas que viajan juntas decidan quedarse en México y solicitar asilo en lugar de seguir hacia la frontera norte.

“Es la primera vez que se nos ataca fuertemente, Donald Trump nos utilizó y volvió esto un caos para asustar al pueblo norteamericano para decirles que los migrantes van en masa. Realmente nos ha convertido a México y a los migrantes en los nuevos palestinos”, dijo.

“Estamos en la frontera de California y Tijuana, si alguien llega a esas fronteras, nosotros estaremos ahí. Seguiremos en nuestro trabajo anual, que no termina en la caravana. Seguiremos con el asesoramiento, con los abogados. Se acaba la caravana pero nuestro trabajo no”, dijo.

Mañana a las 13:00 horas habrá una reunión entre los integrantes de la caravana en el Senado de la República donde se planteará la necesidad de que se incremente el presupuesto que se le entrega a la Coordinación General de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar) para mejorar su actuación.

Entre los temas que se plantearán está el trato a los solicitantes de asilo, principalmente centroamericanos, quienes llegan a permanecer hasta 7 meses en los centros de detención del Instituto Nacional de Migración (INM) antes de que se resuelva su situación; y la necesidad de proveer con documentos de identificación a quienes obtengan este estatus de manera que la falta de papeles no se convierta en un obstáculo para encontrar empleo en suelo mexicano.

“Creemos que Comar está actuando de manera ineficiente. Tiene más de 20 mil peticiones nuevas y ocho mil rezagadas; al último, termina sin funcionar para los migrantes.

“Queremos que se simplifiquen los trámites de solicitud de asilo, el tiempo de recepción y se les dé un trato cálido y humano a los solicitantes: que no se queden en las instalaciones del INM, que sean liberados principalmente la población vulnerable como las mujeres embarazadas y la comunidad LGBTTI+, que a veces duran mucho en la cárcel con este rezago; que se les entregue la CURP para que puedan trabajar”, dijo.

Explicó que, ante la nueva política migratoria de Estados Unidos, México se ha convertido en destino de la migración indocumentada: se ha incrementado la cantidad de cubanos que viven y trabajan en Quintana Roo, después de que se les negó el asilo en Estados Unidos; y de hondureños que llegan a México, tras la situación de militarización de su país.

Los principales destinos son las fronteras y centros turísticos: Cancún, Quintana Roo; Monterrey, Nuevo León; Hermosillo, Sonora; Guadalajara, Jalisco; y Ciudad de México.

"La integración es fácil en México porque hablan el mismo idioma y tienen el mismo color; simplemente cambian su acento y definitivamente no sabes si son o no son extranjeros. Se adaptan rápidamente y son integrados en la población”, explicó.

maf

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS