Embarga tristeza a escultor por abandono de sus obras

Dice que ofreció a Monreal restaurar tres de sus esculturas por 150 mil pesos
Ariel de la Peña llamó a las autoridades de la delegación Cuauhtémoc a cuidar y resguardar el patrimonio cultural de la Zona Rosa (ALEJANDRO ACOSTA. EL UNIVERSAL)
01/12/2017
01:02
Sandra Hernández
-A +A

[email protected]

Cada escultura que realiza Ariel de la Peña es como un hijo y siente tristeza al ver que sus obras, como La Diana Cazadora, La China Poblana y Tin Tan están arrumbadas y expuestas a la abrasión del polvo por los trabajos de rehabilitación de la Zona Rosa.

Las esculturas son de bronce, cuyo valor es mayor a un millón de pesos cada una. En entrevista con EL UNIVERSAL, De la Peña recordó que en un principio fueron resguardadas en un estacionamiento cercano a Paseo de la Reforma, ahora se sorprende cuando las ve amontonadas y empolvándose en jardineras.

“No es bueno que estén expuestas a la abrasión del polvo. En el caso del Tin Tan tenía que haber sido cubierto, por lo menos, con PVC, plástico para evitar el roce de la arena y el polvo que afecta directamente la pátina”, dijo.

El artista dijo que presentó una propuesta de presupuesto al jefe delegacional Ricardo Monreal por 150 mil pesos para restaurar y dar pátina a sus propias esculturas de la Zona Rosa.

“Se tiene que limpiar la escultura con ácido y dejarla en bronce; después aplicar nuevamente ácidos, que son el aceleramiento de la pátina original que es de color café. También se tienen que meter a un horno. Si es que tengo la oportunidad de restaurar mis esculturas, las podría tener listas en unos tres meses”, afirmó.

Sólo la escultura de los delfines ya fue cubierta con un plástico negro; sin embargo, las figuras del engrane del Rotary International y un par de cabezas de caballo siguen expuestas.

Además de la afectación por la exposición al polvo, Ariel de la Peña señaló que las esculturas están expuestas al vandalismo. Mostró que a Tin Tan le robaron la pluma del sombrero, así como una cadena que completaba la vestimenta de pachuco.

Asimismo, el arco de La Diana Cazadora está incompleto, uno de los extremos está roto.

El artista llamó a las autoridades a cuidar y resguardar el patrimonio cultural de la Zona Rosa: “Inauguramos este paseo [Génova] hace muchos años, era un centro neurálgico de la cultura, de la inspiración y de la diversidad; actualmente se ha visto enrarecido por el descuido y la vandalización de las obras de arte. Esta es una carta de presentación de la Ciudad y es importante que pongamos especial atención en la conservación y vigilancia de nuestro patrimonio”.

Delegación realiza recorrido. Posterior a la entrevista con el artista, el Director de Obras Pública y Servicios Urbanos de la delegación Cuauhtémoc, Humberto Chavarría, apareció caminando sobre la calle de Génova, iba acompañado de su equipo de trabajo en un recorrido de supervisión de las obras.

Esta casa editorial le solicitó una entrevista para hablar sobre el estado que guardan las estatuas, pero el funcionario capitalino rechazó dar declaración alguna hasta completar la información correspondiente.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS