Desde pequeños encarnan a los personajes del Viacrucis

Dione devela la placa de la 175 representación de Semana Santa
Los niños dicen que les gusta vestirse como los actores que participan en la representación del Viacrucis de Jesucristo. (JUAN CARLOS REYES. EL UNIVERSAL)
30/03/2018
02:12
Laura Rodríguez y José Alfredo Bojorges
-A +A

[email protected]

Acompañado de su abuela y tía, Fernando, de siete años, se convirtió en un soldado romano que resguardó el camino de Jesús quien ayer recorrió los ocho barrios tradicionales de la delegación Iztapalapa en el arranque de la 175 Representación de la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús.

“Me gusta vestirme de soldado Romano y que mi tía y mi abuela me acompañen cada año ya que vivimos cerca del centro de Iztapalapa”, dijo el niño, quien estaba feliz de participar en esta tradición.

Niños, jóvenes y personas de la tercera edad se volcaron a las calles para representar a soldados, nazarenos, vírgenes y los actores principales Jesús, María y Judas.

Antes del inicio del recorrido, la delegada, Dione Anguiano, develó la placa de la conmemoración por el 175 aniversario de la Pasión de Cristo en el auditorio Cuitláhuac.

Niñas lucieron coronas de flores y guirnaldas alusivas al Viacrucis para representar a las vírgenes que acompañaron en el recorrido a Jesucristo y a sus apóstoles. Caballos montados por romanos anunciaban la persecución del “Hijo de Dios”.

El olor a comida calmaba el hambre de los asistentes, el agua apaciguaba la sed que llegó con el calor del sol y puso en alerta a las autoridades de Protección Civil para evitar problemas por insolación.

Los visitantes se replegaron por las calles para contemplar de la mejor manera a los actores que dieron vida a una parte de la historia de la religión católica. Los niños portaban con orgullo el atuendo que decidieron usar el Jueves Santo.

Vecinos de la delegación aprovecharon la representación para ofertar productos artesanales y alimenticios referentes a la celebración dentro y fuera de sus hogares. En puestos ambulantes, comerciantes pusieron a la venta artículos fuera de la tradición como ropa, calzado, accesorios para telefonía celular, bebidas sin alcohol y alimentos callejeros conocidos como “garnachas”.

Personal del Instituto de Verificación Administrativa del Distrito Federal (Invea) reportó venta clandestina de bebidas alcohólicas en hogares de la delegación Iztapalapa.

Por segundo año consecutivo en la administración de la delegada Dione Anguiano, la demarcación no implementó la Ley Seca durante este festejo, a pesar de que únicamente estaba permitida la venta de bebidas alcohólicas en aquellos establecimientos que contaran con la licencia para realizar esta actividad.

La Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México (SSPCDMX) destinó 9 mil 858 elementos, 884 vehículos y 200 semovientes y la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal 530 elementos de la Policía de Investigación para vigilar las vialidades.

Erick Sánchez, residente de Iztapalapa y padre de familia, dijo que al no haber Ley Seca, pero sí un operativo, mucha gente no respeta y abusa del consumo de bebidas embriagantes y termina por causar alborotos.

Mantente al día con el boletín de El Universal