Crónica. Caos y desinformación en Mixcoac por túnel

La apertura del desnivel de 1.3 kilómetros fue sorpresiva; el paso por los túneles fue fluido, excepto en la mañana, cuando hubo intenso tránsito en dirección a Universidad
En la inauguración de la vía Mixcoac-Insurgentes hubo caos vial en la salida a Universidad. (Armando Martínez)
30/08/2017
03:10
Gerardo Suárez y Marisela Fraire
-A +A

[email protected]
 

Video

Crónica. Caos y desinformación en Mixcoac por túnel

La apertura del desnivel de 1.3 kilómetros fue sorpresiva; el paso por los túneles fue fluido, excepto en la mañana, cuando hubo intenso tránsito en dirección a Universidad

 

Entre la confusión de automovilistas por la falta de un aviso previo y con momentos de caos, así fue el primer día de operaciones del doble túnel vehicular en Circuito Interior Río Mixcoac e Insurgentes.

La apertura del desnivel de 1.3 kilómetros fue sorpresiva. Las autoridades capitalinas permitieron el paso desde las cinco de la mañana sin realizar algún evento inaugural, a pesar de ser la obra de infraestructura más importante de la administración de Miguel Ángel Mancera.

El paso por los túneles fue fluido, excepto en la mañana, cuando hubo intenso tránsito en dirección a Universidad; sin embargo, el caos habitual de uno de los cruces más conflictivos de la capital persistió en la lateral de Río Mixcoac en dirección a Universidad.

Primero de 07:00 horas a 09:00 horas, después a las 15:30 horas, EL UNIVERSAL observó que los carriles laterales y calles contiguas, como Pino y Moras, estaban colapsadas, lo que provocó la molestia y desesperación de los conductores.

“Llevo más de 15 minutos para avanzar esta calle, cuando a cualquier hora está fluido, el túnel para mí no trae ningún beneficio”, expresó David, quien transitaba por Pino durante la tarde.

Cerca de 50 policías de tránsito armaron un dispositivo para desfogar el embotellamiento; aún así automovilistas como Vanesa Uribe, quien provenía de Barranca del Muerto, dijo que “el túnel no liberó nada” porque la desviaron de su trayecto y consumió casi una hora para llegar a Universidad.

A esto se sumó el desconocimiento de la entrada en operación de la obra. “Mi idea era usarlo pero no dicen por dónde entrar o regresarse, está bien pero no hay señalamientos”, dijo Rodolfo Arce.

A horas sin tránsito, conductores expresaron que hicieron de tres a cinco minutos al pasar el cruce conflictivo; lo habitual eran 20.

En los recorridos realizados no se observó algún letrero o volantes para informar a las personas que ya pueden usar esta obra; incluso, al circular por Revolución, antes del puente de Molinos, había señalamientos viejos que recomiendan buscar alternativas ante las “obras en Río Mixcoac-Insurgentes”.

Sin embargo, los carriles de circulación del doble túnel lucieron fluidos durante la mayor parte del día; recorrer el que va de Universidad a Insurgentes tomó sólo un minuto y cerca de tres desde el punto de partida hasta Patriotismo.

Sobre la apertura, comerciantes establecidos como Miguel Ángel González expresaron que esperan retomar su paso, pues con las obras bajaron 50% los ingresos de su cafetería. “Ya empiezan a venir más personas a pie”, dijo.

EL UNIVERSAL observó que aún hay pendientes como acabar con la plantación de vegetación en el parque lineal, terminar con las instalaciones de un cárcamo, así como algunas banquetas.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS