Crean fideicomiso para el rescate del Polyforum

Autoridades culturales y capitalinas invertirán 30 mdp; desde 2010 INBA advirtió que era urgente darle mantenimiento
Tras la firma del convenio se destinarán 12 millones de pesos cada año para garantizar la operación, mantenimiento, restauración y promoción del centro cultural (CAMILA MATA. EL UNIVERSAL)
12/09/2017
01:06
Alida Piñón
-A +A

[email protected]

Instituciones culturales, el Gobierno de la Ciudad de México y la familia Suárez, firmaron ayer un fideicomiso privado con participación pública en su operación para realizar la restauración integral de los murales de David Alfaro Siqueiros y el edificio que los contiene y para garantizar el futuro del Polyforum Cultural Siqueiros, inaugurado en 1971.

A través de este instrumento se invertirán 30 millones de pesos para iniciar las tareas de restauración, así como 12 millones de pesos anuales para la operación, mantenimiento y promoción cultural.

En la presentación de este proyecto que planea renovar la actividad del espacio cultural, así como promoverlo y preservarlo, Miguel Ángel Mancera, jefe de Gobierno de la Ciudad de México, celebró este proyecto porque dijo que convoca a los diferentes niveles de gobierno, a los vecinos y a la iniciativa privada.

“El fideicomiso tiene como finalidad la restauración de nuestro patrimonio cultural, el Polyforum Cultural Siqueiros, un lugar monumental y majestuoso. Es un sitio mágico del que deberíamos estar hablando todos los días. No era justo que lo condenáramos al esfuerzo de la familia Suárez que cada vez se enfrentaba a la dificultad de mantener un espacio que necesita de una inversión importante de recursos. Hay que destacar la suma de voluntades y debemos recordar que es propiedad privada y al crear el fideicomiso se convierte en un bien de interés público, esto nos permite hacer acciones más contundentes de rescate", dijo.

Las instituciones participantes son la Secretaría de Cultura federal, a través del INBA; el Gobierno de la Ciudad de México, por medio de las secretarías de Cultura y Desarrollo Urbano y Vivienda; de la UNAM, a través de la Coordinación de Difusión Cultural, y la familia Suárez, propietaria del inmueble.

En el acto Alfredo Suárez Ruiz, dueño del inmueble e hijo de Manuel Suárez, mecenas del muralista mexicano y del Polyforum, indicó que la obra es un paradigma del muralismo mexicano. “Ellos legaron al país un mural que por sus dimensiones y elevado contenido social y humanista, fuera el más grande del mundo”, indicó.

Agregó que a la muerte de su padre en los años 80, se hizo responsable del espacio. “Desde hace 30 años lo he restaurado con mis propios recursos, ha sido una labor titánica y es mi deber encontrar una solución a largo plazo y garantizar los recursos para su mantenimiento, restauración y promoción a futuro. Con la firma de este fideicomiso, es el fin de esa búsqueda. Se empezarán a restaurar los murales y ha construir el proyecto inmobiliario que dará sustento los próximos 100 años”, dijo.

A su vez, Lidia Camacho, directora del INBA, indicó que el fideicomiso representa el primer paso de la conformación integral de la obra. Aseguró que el proyecto será viable en la medida que los especialistas garanticen la estabilidad estructural e integral del Polyforum. “El INBA estará atento a recibir los estudios y trabajará con la UNAM para asegurar que se desarrolle un proyecto de intervención que garantice la preservación de la obra plástica del maestro Siqueiros a largo plazo”.

En la presentación del fideicomiso no se ofrecieron detalles de la restauración que llevarán a cabo. Sin embargo, en 2014 se advirtió que los murales y pintoesculturas del Polyforum, el asbesto-cemento, la pintura automotriz y el aglomerado habían sufrido deterioro a través del tiempo y se hizo un llamado para realizar una urgente restauración. En 1995 se realizó la única y mayor intervención del conjunto, en cinco de los 12 paneles exteriores.

Desde 2010 el Centro de Conservación del Patrimonio Artístico Mueble del INBA hizo un diagnóstico y advirtió que era urgente intervenir los 12 paneles del mural y el techo exterior porque presentaban daños por el sol y la lluvia ácida.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS