Contrarreloj echan a andar la Zona Rosa

El viernes pasado se reabrió la calle Amberes, pero trabajadores siguen “afinando detalles”
Pendientes. En la calle Amberes hay muchos pendientes, como baches en la carpeta asfáltica, coladeras destapadas y pintura en baquetas y señalizaciones. BERENICE FREGOSO. EL UNIVERSAL
09/04/2018
00:29
Patricia Sampedro
-A +A

[email protected]

Contrarreloj, la administración de la delegación Cuauhtémoc busca echar a andar la Zona Rosa, incluso dejando obras pendientes que los trabajadores definen como “afinar detalles”.

El pasado viernes reabrieron al público la calle Amberes, una de las más transitadas; sin embargo, presenta muchos pendientes como baches en la carpeta asfáltica, coladeras destapadas que representan un riesgo para los peatones y automovilistas, además de que aún se encuentran pintando baquetas y señalizaciones.

Sobre Hamburgo se taparon los hoyos en la vialidad, pero aún así no está libre al tránsito, ya que se realizan trabajos de demolición de un edificio que resultó afectado por el sismo del pasado 19 de septiembre.

Es imposible caminar sobre las banquetas porque están cerradas con cinta de protección civil y hay tramos tapiados; incluso, los autos se estacionan en dos de los tres carriles.

Paralelo a Amberes, en la calle Génova, la mayoría de los locales se encuentran cerrados, a pesar de que en diciembre del año pasado se reabrió la calle a los transeúntes, después de que estuviera bloqueada por obras de rehabilitación y por la demolición de un edificio que quedó gravemente afectado tras el sismo.

Axel Velázquez, quien trabaja desde hace dos años como hostess de un bar de la calle Génova, se quedó sin trabajo tras el sismo del 19 de septiembre, hasta apenas hace dos semanas que reabrió el local.

Comentó que en las ocho horas de trabajo gana apenas 50 pesos de propinas, cuando regularmente obtenía de 300 a 400 pesos por jornada.

Esto es un reflejo de que la Zona Rosa no se ha reactivado económicamente, luego de que el año pasado el entonces delegado Ricardo Monreal anunciara su restauración.

Eustolio Sánchez, gerente de un restaurante de carnes ubicado también en la calle de Génova, dijo que el negocio reabrió desde hace dos meses y que poco a poco se han ido recuperando las ventas. No sabe si la delegación les devolverá el dinero de las rentas como se los prometieron.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS