Concluye la rehabilitación de El Mexicanito

El parque cerca del Metro Auditorio en la zona de Polanco está abierto al público; se retiraron a ambulantes
Descontento. Algunos transeúntes opinaron que autoridades debieron construir en el parque una salida más cercana al Metro . Foto: Ariel Ojeda
16/02/2018
01:05
Gerardo Suárez
-A +A

[email protected]

Luego de quedarse a medias y en el abandono durante dos años, el parque Winston Churchill mejor conocido como El Mexicanito, en la zona de Polanco, está casi al 100% de su rehabilitación.

La intervención del parque inició en la administración delegacional de Víctor Romo a fines de 2013, sin embargo sólo realizó una etapa de trabajos que costó 15.8 millones de pesos y luego quedó inconclusa, mientras que a su llegada en 2015, la actual delegada Xóchitl Gálvez acusó irregularidades en el proyecto; luego de este conflicto, el Gobierno capitalino asumió la continuación de los trabajos a partir del año pasado.

En un recorrido, se observó que el parque está abierto al público y ya no hay comerciantes, luego de pasar mucho tiempo cercado, ahora decenas de trabajadores ultiman los detalles en las 2.5 hectáreas que mide esta superficie que forma parte del Bosque de Chapultepec.

“Es una mejora y estuvo bien que quitaran todos los puestos ambulantes porque se generaban malos olores y era complicado pasar entre ellos para llegar al Metro Auditorio”, dijo Vianey Duarte, quien trabaja en Polanco y pasa diario por esta zona.

Ayer, a marchas forzadas, trabajadores de limpia colocaban en los jardines decenas de plantas como agapandos, fornios —traídos de Xochimilco— y lirios persas; otros con ayuda de pipas de la Secretaría de Medio Ambiente local regaban las áreas verdes; la escultura de Winston Churchill permanecía cubierta para protegerla.

En torno al acceso y salida de la estación del Metro Auditorio ya no hay vendedores en vía pública y se colocaron bicicestacionamientos; el parque cuenta con trotapista, bancas de concreto, luminarias peatonales y de ornato para los árboles, los cuales fueron sometidos a un saneamiento.

Algunos transeúntes cuestionaron que al salir del Metro no hay un sendero cercano que conecte Reforma con las calles de Polanco, por lo que tienen que caminar hasta uno frente al Auditorio Nacional que se acondicionó como si fuera un desnivel, mientras que arriba se construyó un pequeño puente que mejora la vista del parque. Martha Corona, profesora de la zona, dijo que el parque “quedó bien pero debieron dejar una salida o paso más cercana al Metro”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS