Comienza demolición del edificio Zapata 56

Vecinos piden cárcel para los responsables y recuperar dinero; derribarlo tendrá un costo de un millón de pesos, dice delegado
El delegado de Benito Juárez, Christian von Roehrich, afirma que la parte de la edificación que quedó en pie pone en riesgo a los inmuebles colindantes, por lo que busca que la demolición concluya el martes próximo. (IVÁN STEPHENS. EL UNIVERSAL)
17/11/2017
01:00
Gerardo Suárez
-A +A

[email protected]

A casi dos meses del sismo del 19 de septiembre, la delegación Benito Juárez comenzó a demoler el edificio de Zapata 56 en la colonia Portales, que colapsó en el temblor y provocó la muerte de dos personas, hechos por los que continúan las investigaciones relacionadas con los delitos de homicidio doloso y fraude, debido a que era una construcción nueva.

El condominio de seis pisos fue edificado con materiales de baja calidad y deficiencias en su estructura por la empresa Canada Building Systems de México S.A. de C.V., señaló el jefe delegacional, Christian von Roehrich, al encabezar el inicio del derribo.

“Se está haciendo la demolición a mano de los últimos dos niveles para no poner en riesgo los predios colindantes, ya terminados iniciaremos con la maquinaria pesada para tirar los niveles restantes, esto se hará por la calle De los Montes”, explicó.

Los trabajadores que realizan la demolición empezaron a retirar la cancelería, vidrios de las ventanas, así como instalaciones de gas, además de derribar una parte de la fachada para facilitar las maniobras.

Antes de tirar el edificio, las 18 familias que lo habitaban tuvieron la oportunidad de entrar para recuperar sus pertenencias entre el martes y miércoles pasado.

Arturo Ceballos, socio de la constructora, vivía en el sexto piso y también sacó sus cosas el miércoles, a través de terceras personas quienes acudieron con una carta poder, lo cual molestó a los demás vecinos, pues la empresa no les ha respondido.

Los damnificados señalaron que no estarán conformes hasta que vayan a la cárcel todos los responsables del desplome, incluidos constructores, así como que la compañía les reponga su dinero. Cada departamento costó entre 2 y 2.5 millones de pesos.

Hasta ahora el único detenido es Jaime Smith, corresponsable de instalaciones durante la construcción, pero hay orden de aprehensión en contra del director Responsable de Obra (DRO), Juan Duay Huerta.

En el colapso del inmueble murieron Matilde Téllez y Karla Santos, quienes trabajaban en la limpieza del departamento 404.

La parte de la edificación que quedó en pie tiene daños estructurales y pone en riesgo a los inmuebles colindantes, por ello debe ser derribado. El proceso concluirá el martes próximo, estimó Von Roehrich.

Explicó que el cascajo se sacará de los pisos más altos con ayuda de un tubo y se extraerá por un predio de la calle Zapata para no generar mayores complicaciones a otros vecinos.

Expresó que la demolición corre a cargo de la demarcación y tendrá un costo de entre uno y un millón y medio de pesos. La reconstrucción, dijo, tomará hasta un año y medio.

Aclaró que sólo 18 viviendas estaban habitadas y que continuará el diálogo con los propietarios para conformar un fideicomiso y así reconstruir sus viviendas sin costo, con el apoyo de la iniciativa privada.

En Benito Juárez, de momento, se tiene una lista de 23 inmuebles que se van a reconstruir sin costo para los vecinos, en la mayoría de los casos, a través de una alianza entre la delegación y 12 constructoras, recordó.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS