Buscan a dos hombres por feminicidio de maestra de la UNAM y su hija

Los cuerpos fueron hallados apuñalados y calcinados en A. Obregón; una fue abusada sexualmente; se indaga a su círculo cercano de amistad
Graciela Cifuentes era fotógrafa y maestra de la UNAM y su hija Gatzziella de 22 años de edad, era estudiante de arquitectura también de esa institución. Foto: ESPECIAL
03/04/2018
00:35
David Fuentes
-A +A

[email protected]

Elementos de la Procuraduría capitalina aplicaron los protocolos de investigación de feminicidio en un doble crimen registrado la noche del pasado 15 marzo en las inmediaciones de la delegación Álvaro Obregón, en el domicilio ubicado en la cerrada Santa Rosa No. 63 de la colonia Santa Rosa Xochiac, se encontraron los cuerpos de dos mujeres.

Eran Graciela Cifuentes y su hija Sol de apenas 22 años de edad. La madre es fotógrafa y maestra de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM); la joven era estudiante de arquitectura también de la máxima casa de estudios.

Según los exámenes realizados a los cuerpos, las dos murieron estranguladas y recibieron por lo menos 10 heridas con un cuchillo.

Este hecho generó la conmoción de la comunidad universitaria que difundió un video en el que exigen castigo. “Exigimos justicia, exigimos castigo, exigimos el apoyo de las autoridades para esclarecer el caso”, refieren.

Sol fue violada en múltiples ocasiones y después —posiblemente para borrar toda evidencia— a las dos les prendieron fuego. Familiares de las víctimas detallaron a las autoridades que madre e hija vivían de manera momentánea en el predio donde fueron asesinadas, pues el departamento que tenían en la misma delegación resultó afectado por el sismo del 19 de septiembre.

En ese lugar esperaron la ayuda del Gobierno Capitalino para la reconstrucción de su vivienda, pero esta nunca llegó. Ahora, sus familiares y diversas organizaciones civiles exigen justicia para estas mujeres y que no se descarte ninguna línea de investigación, pues presumiblemente el homicida se dio a al fuga en el auto de ellas, pero la saña con la que actuaron el o los agresores, hacen pensar que el móvil pudo ser pasional o de venganza y no un simple robo como lo intentan hacer parecer los asesinos.

Por este caso la Procuraduría abrió la carpeta de investigación CI FAO/AO-3/UI-3/C/D/1311/03-2017, en la que se detalla que según las declaraciones de algunos vecinos, no se descarta que el agresor pudiera ser un conocido, pues el día de los hechos no escucharon ningún ruido extraño y se dieron cuenta del doble homicidio cuando reportaron a los bomberos el incendio del lugar; los tragahumo después que apagaron las llamas, encontraron los cuerpos con las múltiples lesiones.

Por lo que las investigaciones se han concentrado en el círculo de amistad de ambas mujeres.

Buscan en calidad de testigos a un joven de nombre Alan, aparentemente la pareja sentimental de Sol que estudiaba arquitectura con ella y que con frecuencia la visitaba en ese lugar. Desde el día de los hechos no ha podido ser localizado por las autoridades capitalinas.

La otra línea de investigación apunta hacia un fotógrafo identificado solamente como Benjamín, quien aparentemente era la pareja sentimental de Graciela. El sospechoso, según varios vecinos, el día de los hechos salió del lugar en el auto que usaban las víctimas. Al momento tampoco ha sido localizado por las autoridades de la Procuraduría capitalina.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS